Yoga: Sublimación del Saber para la Ciencia del Bien Vivir


El 21 de junio celebramos mundialmente el primer “Día de la Yoga” dentro de la pandemia del covid-19 y sentimos más que nunca la necesidad profunda de difundir ampliamente los valiosísimos aportes de este sistema milenario que, de ser aplicados mayoritariamente, solucionarían grandemente los graves problemas actuales. Por ello, comparto algunos elementos para esta realización de vital importancia en nuestra supervivencia:

A lo largo de su vasta literatura, el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferri

ère precisa, como uno de los objetivos específicos primordiales del movimiento por él creado (www.magnanet.org), dentro de su objetivo general de la reeducación humana para las personas y colectividades: la rebusca, práctica y amplia difusión de la CIENCIA del VIVIR.

Así lo declara en sus Paramitas (pensamientos trascendentales):

“Estamos aquí precisamente para la rebusca de la Ciencia del Vivir.”, “En fin, los Ashrams [Colonias de Perfeccionamiento] son los lugares sagrados donde se aprende la ciencia de vivir, la sede de la preparación de los Sabios.”, “Millones de miembros están ya laborando para esta Obra Magna de la M.F.U., que persigue como objeto la ciencia del bien vivir, el arte de una existencia recta, con el desarrollo de un programa de acercamiento de las razas, pueblos y creencias. Con esta búsqueda de un Ideal común a todos se va preparando el género humano a un destino mejor.”

Este objetivo está orgánicamente ligado al objetivo de reeducación, redactado diferentemente como sigue:

“La lucha contra la ignorancia es lo primero que hay que emprender; nada más importante existe hoy y su punto de apoyo debemos buscarlo en el significado del yoghismo.”

Esto último es sumamente clave, pues capitaliza imperativamente (escribe: “debemos”) la búsqueda en el significado del yoghismo como el punto de apoyo para la lucha contra la ignorancia, lucha que, a su vez, también es categorizada perentoriamente (remarca: “nada más”) como la realización más importante que existe hoy. Respecto a este último verbo (“existe”) recordamos que este Instructor mundial aclara que es una acción ligada primordialmente a la expansión o despliegue trascendental de nuestro ser, una exteriorización que implica esencial, orgánica e intrínsecamente nuestra acción sobre el medio social y natural. Así, escribe: Ex-istere = “estar afuera del ser manifestado y físico” … De ahí que la lucha contra la ignorancia es el trabajo más importante por realizar como colectividad y organizadamente (en equipo) con la unión (yoga) de todos en una Magna Fraternidad Universal del SABER.

En ese sentido, el Yoghismo es uno de los conceptos renovadores que aporta el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, como Avatar (Instructor Mundial, Enviado, Iluminador, Mesías) de la Era presente, viniendo con ello a reajustar las concepciones y aplicaciones deformadas de la yoga que abundan hoy (como la “cerveza yoga”, “surf yoga”, “aero yoga”, “hot yoga”, o el orientalismo hinduista propio de una retaguardia metafísica, etc.)

Yoghismo es “la yoga puesta en doctrina” por el Maestre Raynaud de la Ferriêre; la Unión (yoga) de las diversas corrientes de pensamiento y viene a ser, según el mismo autor, un sinónimo de la Jñana Yoga (Yoga de la Conciencia de Vida) y que es la única vía que puede vencer a la ignorancia.

De ahí que comprendemos por qué el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares declara reveladoramente, que:

“La implantación de la yoga en América, en Europa y en Australia ha sido en el siglo XX alrededor de la Hatha Yoga, la práctica de las asanas y el Maestre Doctor Serge Raynaud de la Ferrière enseñó además la Gimnasia Psicofísica o Pre-Yoga. Este ha sido un beneficio para la humanidad.”

“Sin embargo en el Yug, Yoga, Yoghismo pág. 439 indica:

“Así como es indispensable ejecutar asanas en cualquiera de las líneas del yoghismo, así también el hecho de practicarlas, no otorga a nadie el título de Yoghi, ni proporciona siquiera la noción de la Yoga”.

“Mientras tanto la Era del Saber avanza y la yoga debe cumplir su verdadero papel sobre la tierra para contribuir a un mundo más sabio, más pleno y más equilibrado.”

Así pues, para que la yoga cumpla su verdadero papel sobre la tierra debemos comprender, de una vez por todas, que practicarla NO ES solamente hacer esa gimnasia que todos creemos, con posturas, respiraciones y estiramientos exóticos, o cerrar los ojos cantando mantrams, vestidos con ropa holgada de estilo hindú (!!!):

YOGA es un SISTEMA, el Sistema un METODO, el Método: la Sublimación del SABER.”

Por lo tanto, al comprender y realizar su verdadero significado a través del yoghismo o Jñana Yoga, podremos acceder a esta Sublimación del Saber y la ciencia del bien vivir, caracterizada por la existencia de los Bhumis (Estados de Conciencia del Saber-Sabiduría) como la Buena Voluntad (Subbha Iccha), Reflexión (Vicharana), Sutilidad de Espíritu (Tanu-Manasa) etc. en una vida integrada a la sociedad a través de una misión a cumplir (que es la más elevada de las disciplinas de la yoga) indicada por nuestro Gurú (Maestro de Sabiduría presente en cuerpo físico en el tiempo y espacio histórico del discípulo) en el nivel de la más alta manifestación en cada grupo humano, dando de sí mismo para impulsar el verdadero progreso y mejoramiento integral de nuestro entorno.

Realizaríamos así, aquello que exclamaba entusiastamente el Avatar de esta Era: ¡Qué mundo tendríamos de perfección si el sistema Yoga fuera completamente divulgado sobre la superficie de nuestro planeta!”