Aspesam aporta para lograr el anhelo de la población sanmartinense de contar con una planta de oxígeno.


En campaña Todos somos San Martín – Unidos contra el Covid-19

La Asociación de Periodistas de San Martín – ASPESAM cumpliendo su misión como organización social que agrupa a periodistas, comunicadores y personas vinculadas a la radio y televisión de Tarapoto y la región San Martín,  se puso  de pie y pensando en el bienestar y  la salud de la población, el pasado sábado 23 de mayo del año en curso, realizó un pequeño pero significativo  aporte de S/. 500 Soles,  en la colecta a favor de la planta de oxígeno como parte de las acciones emprendidas por la  sociedad civil, representados por la Asociación Civil Manos Unidas a cargo de la Sra. Marian Pinchi Daza y la Iglesia Católica, representado por el Párroco del distrito de Morales, RP Wilmer Montenegro Olivera, en  la lucha contra el COVID 19. La entrega de este donativo, fue realizada por el presidente Nemio Mori Ríos y el secretario de economía; José Rodríguez Rivera, en las oficinas de la parroquia de Tarapoto.

El presidente de la ASPESAM, al ser abordado por los medios de comunicación, señaló: Que su representada, es un  gremio periodístico que ya tiene un lugar en la historia de San Martín, y por lo tanto  no puede estar ajena a las acciones que requieren el apoyo de las instituciones para el beneficio de la población, recordó que hace muchos años, la población se puso de pie para hacer realidad el coliseo bicentenario ubicado en el distrito de Morales, una acción donde  se cristalizó un objetivo en  pro del deporte y la cultura,  ahora que se nos convoca por un tema en beneficio de  la salud de la población, frente a una pandemia que amenaza a toda las naciones del mundo no podemos quedarnos atrás.

En este sentido, Mori  Ríos, exhortó a las instituciones públicas, privadas y población en general a brindar su apoyo a esta cruzada por la  salud de la población y el gesto de la ASPESAM como de otras instituciones que vienen brindando su respaldo, es un apoyo para todos sin mirar condiciones de tintes políticos, raza o credo, ya que nadie sabe si mañana seremos diagnosticados positivos con COVID-19 y estaremos echados en la cama de un hospital muriendo por falta de oxígeno como sucedió en Iquitos, cosa que nadie desea que suceda en el futuro. (rrpp)