San Martín vuelve a exigir al gobierno nacional la entrega de pruebas moleculares

 San Martín vuelve a exigir al gobierno nacional la entrega de pruebas moleculares

Asimismo, contratar especialistas cubanos ante la falta de médicos intensivistas en el país

La llegada de la ministra de Trabajo y coordinadora del Ejecutivo con nuestra región, Sylvia Cáceres, sirvió para que el gobernador regional, Pedro Bogarín Vargas, insista en la necesidad de contar con pruebas moleculares en la región, las mismas que son distribuidas por el gobierno nacional a todas las regiones del país.

“San Martín todavía es una isla dentro de un “incendio” que se produce a su alrededor. A pesar del incremento de casos en la región, la situación todavía es manejable, pero estamos anticipándonos para no colapsar, tal como pasa en Loreto. Por ello, pedimos nuevamente al gobierno nacional que nos facilite las pruebas moleculares”, aseveró el gobernador.

En ese sentido, Bogarín Vargas recalcó que, al margen del pedido de pruebas al Ejecutivo, el gobierno regional tiene destinados 3 millones de soles para comprar test de descarte, pero es el gobierno central quien debe apoyar la gestión ante la escasez de pruebas en el mercado.

Asimismo, le recordó a la ministra que hasta el momento San Martín le está generando poco gasto al Estado en las acciones de contención de la COVID-19. Insistió en que el Ejecutivo atienda los requerimientos de la región como contar con 10 mil pruebas de descarte, adquirir seis ventiladores mecánicos y tener más medicinas y equipos de protección.

Bogarín recordó el pedido tras comprobar que el gobierno central solo envió 20 mil tabletas de hidroxicloroquina para los hospitales de la región, pero destinó 1400 pruebas rápidas para EsSalud. No obstante, entregó indicadores sobre la situación de la pandemia en la región y cómo vienen preparándose autoridades y población para contrarrestar el virus.

Además, el gobernador aprovechó para pedir el apoyo del Ejecutivo en la contratación de médicos especialistas cubanos ante la falta de intensivistas nacionales. Subrayó que el gobierno regional ofrece pagar 15 mil soles por cada 150 horas de trabajo, una buena oferta que sólo necesita la convocatoria respectiva por parte del Ministerio de Salud.

Tras recorrer las obras de remodelación del hospital de La Banda de Shilcayo, la ministra reconoció el esfuerzo de la región y se comprometió a recalcar ante el Consejo de Ministros el apoyo para San Martín. Antes de abordar de regreso a Lima, Cáceres Pizarro se llevó tres ventiladores mecánicos para repararlos y ponerlos nuevamente al servicio de San Martín.

Continúa leyendo