HEMOS FALLADO AL DEBILITAR LA SOLIDARIDAD Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL


Entrevista

“Mi principal preocupación es que, se tome decisiones equivocadas para lidiar con la crisis implantando regímenes autoritarios o incluso totalitarios, en lugar de empoderar a los ciudadanos”

 

Para Harari Noah Harari, el prestigioso historiador ante el coronavirus: Estados Unidos abandonó su liderazgo global. Dice que la respuesta de los gobiernos, entre la solidaridad mundial o la competencia aislacionista, definirá lo que viene. El peligro de una era de fábricas con robots y sin trabajadores humanos.

Yuval Noah Harari no es solo un historiador israelí de 44 años. Tampoco es solo un filósofo, un profesor o un reconocido escritor. Es uno de los pensadores destacados del siglo XXI y sus opiniones influyen. Barack Obama, Bill Gates, Emmanuel Macron, Mark Zuckerberg o Angela Merkel están en la lista de quienes han expresado admiración por sus análisis.

Su mirada, expuesta en la exitosa trilogía Sapiens: De animales a dioses -que vendió 13 millones de ejemplares-; Homo Deus: Breve historia del mañana y 21 lecciones para el siglo XXI, abarca desde los temas más globales, como por qué los humanos dominamos el planeta, hasta los más específicos, como el impacto de algoritmos computacionales en nuestro futuro.

Los peligros de la injerencia de Estados y corporaciones en la esfera íntima a través de la tecnología, el futuro del empleoun sistema de renta básica universal y las posibles consecuencias de la ingeniería genética en la desigualdad son algunos de los temas sobre los que conversó con la agencia EFE

-¿Cuáles serán los efectos más importantes de la crisis del coronavirus?

-Creo que es importante entender que estamos reescribiendo las reglas del juego, todo  está en juego. Mi principal preocupación es que, debido a consideraciones cortoplacistas, la gente tome decisiones equivocadas como, por ejemplo, lidiar con la crisis implantando regímenes autoritarios o incluso totalitarios, en lugar de empoderar a los ciudadanos.

Qué cambios geopolíticos pueden surgir?

Creo que hay algo importante y es ver si logramos lidiar con esto unidos como humanidad, estableciendo un sistema global de producción y distribución de equipamiento médico, donde países empleen recursos para producir respiradores y medicamentos y luego los distribuyan de manera justa, en lugar de que los países ricos monopolicen los recursos y no quede nada para los pobres. Si logramos hacer esto, podría dejar un legado de solidaridad, confianza y cooperación que nos ayudaría a lidiar con muchas otras crisis en el futuro. Pero si termina predominando una competición egoísta y nacionalista entre países para conseguir todo lo posible para sí mismos sin importar los demás, dañando la eficiencia en la producción y resultando en una distribución no equitativa de los equipamientos, esto dejaría un legado tóxico, algo que podría afectar a las relaciones internacionales muchos años.

-¿Y cómo quedará la distribución de poder entre países?

Estados Unidos, desde que comenzó el gobierno de Trump, ha abandonado completamente su rol de liderazgo en el mundo respecto a crisis previas, como la epidemia de ébola o la crisis financiera del 2008, donde lideró un esfuerzo junto a otros países y evitaron un desenlace peor. Pero en esta crisis, cuando empezó, Estados Unidos se desentendió completamente y no hizo nada. Estados Unidos básicamente ha abandonado su papel de líder global y ha dejado un vacío que otros países están tratando de llenar, como Alemania, que está haciendo un trabajo impresionante. Mucha gente los acusa de explotar esta situación pero creo que es injusto, porque esto es lo que realmente necesitamos en este momento, que los países se ayuden entre sí. Y si hay una motivación política, ¿qué importa?

¿Qué elementos positivos se pueden extraer de la situación actual?

La necesidad de mayor solidaridad global, creo que esta crisis podría enseñarnos a enfrentar de manera más efectiva otros problemas globales, como el cambio climático. Espero que aprendamos la lección en relación al cambio climático: que es mejor invertir dinero ahora para evitar el peor escenario, que esperar a que la crisis nos golpee y sea demasiado tarde.

Otra lección positiva es la importancia de la educación científica y la confianza en la ciencia y en sus expertos. En los últimos años vimos un crecimiento de los populismos, con políticos socavando la confianza de la gente en la ciencia, pintando a los expertos como una élite desconectada de la gente a la que no debemos escuchar. Ahora entendemos la inmensa importancia de escuchar a estos expertos, que nos digan qué está pasando y qué debemos hacer.

Fuente: Agencia EFE