Contraloría General inició ayer supervisión de establecimientos de salud a nivel nacional

 Contraloría General inició ayer  supervisión de establecimientos de salud a nivel nacional

Han tenido que pasar 34 días

En la Región San Martín se supervisan 6 hospitales

Según nota de prensa cerca de cien auditores de la Contraloría General iniciaron hoy la supervisión de establecimientos de salud en todo el país, con la finalidad de verificar la capacidad y prestación del servicio de salud, en el marco del control concurrente a la emergencia sanitaria Covid-19.
En el primer día del operativo, se están visitando 33 establecimientos de salud ubicados en once regiones del país. El operativo empezó en el Hospital Nacional Dos de Mayo, en Lima, donde la Comisión Auditora comprobó el esfuerzo de los profesionales de salud para atender a los pacientes infectados con coronavirus así como algunas limitaciones a las que se enfrentan.
El personal del hospital informó que cuenta con equipos de protección personal y, en su ánimo de ayudar, han improvisado una nueva área de Farmacia donde antes funcionaba el Auditorio.
La nota indica que durante el recorrido, los auditores encontraron más de diez pacientes sentados por más de 24 horas en sillas en el área de Observación Covid-19, mientras que cinco pacientes diagnosticados con coronavirus estaban ubicados en camas en una carpa a la intemperie del nosocomio a la espera de ser hospitalizados.

EN SAN MARTÍN
Se desplegaron a 6 establecimientos de salud, entre ellos, el Hospital II-1 de Moyobamba, Hospital Essalud Alto Mayo, Hospital Tarapoto, Hospital II-1 Tarapoto Essalud, Hospital II-1 de Tocache y el hospital II-E de la Banda de Shilcayo, éste último no se encuentra en funcionamiento.
Personal médico del Hospital II-1 Moyobamba informó que en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), hay tres camas y tres ventiladores mecánicos para pacientes con COVID-19, y además sólo cuenta con insumos para funcionar dos días, lo que pondría en riesgo la atención continua a los pacientes por falta de dichos insumos.

El dato:
La Contraloría General emitirá un informe de orientación de oficio a cada establecimiento de salud con las situaciones adversas identificadas, las cuales constituyen oportunidades de mejora para los gestores públicos. El titular de la entidad tendrá un plazo de diez días para elaborar un Plan de Acción donde establezca las medidas y los plazos para superar las observaciones encontradas.

Continúa leyendo