Perú producirá sus propios respiradores artificiales


Conoce una a una las medidas dadas hoy por el Presidente Vizcarra desde el Hospital Naval para evitar la expansión del covid-19 en el país.

Para paliar la crisis sanitaria generada por el coronavirus en el mundo, el Perú construirá sus propios respiradores artificiales, fundamentales en el tratamiento de pacientes graves. Su nombre es “Samay” (respira, en quechua) y será construido por un equipo multisectorial liderado por la Marina de Guerra del Perú, universidades y empresa privada.

El equipo guarda todos los estándares internacionales de calidad y protección para los pacientes, y ya cuenta con autorización de fabricación de la Dirección general de medicamentos, insumos y drogas (Digemid).

El presidente Vizcarra informó que en los primeros 10 días se fabricarán 10 unidades, y en 45 días se espera fabricar unos 100 equipos, con lo cual se mejora sustancialmente la capacidad de respuesta del país frente a la pandemia.

Señaló que esto es un gran paso en la estrategia del gobierno, pues en las actuales circunstancias, con 200 países luchando contra el virus, los respiradores mecánicos eran difíciles de conseguir. Su precio se había multiplicado en 5, 8 y hasta 10 veces su valor, y la entrega era de tres a seis meses, lo que generaba muchas dificultades. En cambio, dijo, el respirador artificial peruano Simay tendrá un costo de fabricación de 5,000 dólares. El objetivo del gobierno es llegar a las 500 camas UCI, de las 276 que tenemos ahora.

Las Fuerzas Armadas, a través de la Marina de Guerra del Perú, acondicionarán los hospitales de Paita (Piura) e Iquitos (Loreto) para dar el mismo servicio en estas regiones.

El presidente Vizcarra dijo que a partir de la próxima semana se va a intensificar el número de pruebas, gracias a la llegada de más pruebas rápidas y moleculares.