«SOMOS LOS OJOS Y GUARDIANES DE UNA CIUDADANÍA CONFINADA» PARA COMUNICAR CON RESPONSABILIDAD.

 «SOMOS LOS OJOS Y GUARDIANES DE  UNA CIUDADANÍA CONFINADA»  PARA COMUNICAR CON RESPONSABILIDAD.

VIRTUDES DEL PERIODISMO RESPONSABLE ANTE LA PANDEMIA

Recopilamos estos consejos para que  las autoridades civiles, militares y policiales junto a los  medios de comunicación sumemos ideas, unir esfuerzos  de forma responsable durante la emergencia sanitaria para comunicar y orientar a nuestra población.

 

 

Protegernos

Entrevistar a expertos de verdad (y a más de uno).

Verificar antes de publicar, más NO guardar silencio CÓMPLICE.

NO seamos indiferentes ante la desinformación.

Evitemos los titulares alarmistas y el clickbait.

Pensemos en los efectos que puede tener la noticia ha  publicar.

Tengamos cuidado con las imágenes que utiliza para acompañar el  reportaje, la crónica o la noticia.

Tenga en cuenta que las cifras cambian constantemente.

Procuremos darle a su reportaje un enfoque de soluciones.

Se ha dicho muchas veces estos días, pero nunca está de más repetir que los trabajadores de la sanidad pública, nuestros policías, militares,  los obreros de limpieza pública, los técnicos y profesionales de servicios básicos como el agua y la electricidad,  están  en  primera línea .

Y entre los expuestos estamos los periodistas, ante la precariedad habitual con la que trabajamos,  tenemos que asumir los riesgos sanitarios de un contagio y la ausencia de una cobertura laboral para afrontar la cobertura de la pandemia, y llegado el caso, la baja.

Reivindicar la importancia de la labor que se desarrolla la prensa medio de esta crisis y de las «excepcionales circunstancias de riesgo» que asumimos.

Para ello necesitan algo tan básico como equipos de protección (mascarillas, guantes, gel…), acreditaciones y cobertura en el caso de caer enfermos y no poder seguir trabajando.

Invocar a las autoridades, administración pública y ciudadanía a defender el ejercicio de uno de los derechos más importantes de las sociedades democráticas, el derecho a la información.

 

Continúa leyendo