DETRÁS DE ESTA MUJER CON ESCOBA EN LA MANO, EXISTE UNA FAMILIA


Personal de limpieza pública de la MPM labora con normalidad a pesar de emergencia sanitaria

A pesar que la mayoría de la población debe permanecer en su casa ante la emergencia de salud que se vive por el coronavirus; existen labores que merecen resaltar, sacrificando sus días y sus noches, para ellos y ellas el mundo y la vida sigue girando, empuñando una escoba, un recogedor levantando los tachos de los desperdicios que cómodamente o irresponsablemente arrojamos
Los trabajadores de limpieza pública que en la madrugada y desde horas muy tempranas limpian nuestras calles y a pesar de ese esfuerzo tenemos una actitud contraria contra ellos y ellas y contra nuestra propia ciudad.
En Moyobamba unas 20 mujeres que deben dejar sus hogares para cumplir con esta responsabilidad, su trabajo inicia a partir de las 3:00 de la madrugada hasta culminar con 15 cuadras que es su responsabilidad, pero hay días que esta tarea se prolonga por la suciedad de las calles.
En tal sentido, invocan a la población ser conscientes al momento de arrojar basura, pues existe gente que sufre para mantener limpia una ciudad, mientras otros la ensucian sin la menor consideración.
ES MÁS En plena cuarentena que vivimos, estas mujeres arriesgan sus vidas, si bien usan las mascarillas, pero asimismo sus manos están en contacto con una serie de objetos y desperdicios. (Franclin Lavan)