“YO TAMBIÉN TENGO MIEDO”


Por Beto Cabrera

Enfermer@s y médicos, los “héroes” de la batalla contra el coronavirus. Detrás esa mascarilla, bajo los guantes y batas, existen seres humanos dando la batalla contra un enemigo invisible.

Pasará a la historia como las acciones más nobles y emblemáticas de la batallas que se han liberado en el en Perú y el mundo; en las siguientes líneas se trato de mostrar el lado frágil, el lado humano de personas de hombres y mujer de bien, nacidos para salvar vidas, que se sienten en carne viva la feroz batalla contra un enemigo invisible: El Coraonavirus.

Al amanecer, las sirenas de las ambulancias siguen sonado, es la situación que se vive en los hospitales de la región y el país, con las salas de cuidados intensivos al borde del colapso.

“Puedo trabajar veinticuatro horas seguidas si es necesario, pero no escondo que en este momento lo que me angustia es que estamos luchando contra un enemigo que no conocemos… Descansamos por minutos tras horas corriendo de un paciente a otro, tratando de ayudar a los que tienen fiebre e insuficiencia respiratoria; trabajamos a full, ya no tenemos más turnos.

No veo a mi familia desde hace casi dos semanas porque temo infectarlos. Yo también tengo miedo…. asegura este joven médico tras lanzar un llamado a todos los peruanos a respetar las medidas impuestas por el gobierno para frenar la propagación del virus…

No desaprovechen el esfuerzo que estamos haciendo, seamos solidarios, quédense en casa para proteger a los más frágiles, a los niños y abuelos”, implora el Médico Luis Díaz Sánchez.

 

También está la voz y el sentir enfermeras, técnicos y auxiliares en “esta guerra” como lo ha llamado el médico y actual gobernador regional

de San Martín el Médico Pedro Bogarin Vargas.

Tengo miedo a cometer errores, a infectarse, a no poder continuar en estas trabajando y realizarme cómo persona, cómo ser humano”

“Hay que cortar, aliviar la tensión, hacer ejercicios de respiración y enfocar la atención hacia otra cosa”

“Me resigno con algunas fotos de mi hijo, a quien veo entre lágrimas y algunas videollamadas”

Por el bien de tod@s

Como ell@s, todo el personal médico en la región se ha movilizado, pese a que en los últimos años tras los fuertes recortes, trabajaban en duras condiciones, con largos turnos y escasez de personal…Honor y reconocimiento a ellos, a ellas porque ellos también son padres, son madres, finalmente hijos nacidos para salvar vidas, vida qué puede ser de tu hijo, de tu padre o madre.