“Limpieza de calles, trabajos de servicio a la comunidad que es un tema de imagen y honor”


Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla Vergara

Entrevista: Beto Cabrera M.

La Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla Vergara, cumplió varias actividades de trabajo en San Martín, destacando la reunión con representantes de la Corte Superior de Justicia, la visita a las sedes de la Defensa Pública y a la Sunarp, así como a los establecimientos penitenciarios de Moyobamba y Tarapoto. En la presente entrevista, la Ministra señala que el Ejecutivo aprobó el Decreto de Urgencia 008-2020, para que los condenados por omisión a la asistencia familiar cumplan con pagar sus deudas, así como la reparación civil, a fin de que puedan solicitar al juez una medida alternativa a la pena privativa de la libertad. Así mismo, comprobó que el penal Santo Toribio, que tiene capacidad para albergar 222 reos y en la actualidad tienen 441 personas recluidas.

¿Cuál es el balance de su visita a San Martín?
Al visitar Tarapoto y Moyobamba, he notado avances significativos en Defensa Pública, la SUNARP, que es un relojito suizo que funciona bien, donde tenemos problemas con el local, pero ya tienen un terreno donde se va a construir uno nuevo, sobre el IMPE, afortunadamente en el caso de Moyobamba no hay problema básicamente de hacinamiento que si encontramos en otros establecimientos penitenciarios. Los internos en Moyobamba están haciendo trabajos meritorios para lo que es resocialización, hasta el momento tengo un balance muy positivo dentro de San Martín.

Tenemos la percepción, que estos centros de rehabilitación no cumplen su función; ¿Han pensado en reorientar las políticas de rehabilitación del interno, en vez de seguir construyendo más cárceles con un elevado hacinamiento?

Hemos sacado un Decreto de Urgencia el 0182020 aplicable para la población penitenciaria de extranjeros, a ellos se les está dando las facilidades para que puedan ser trasladados a su país de origen; tenemos 1,900 reos que son de otras nacionalidades; se va a facilitar para que ellos puedan salir sin pago de la reparación civil. ¿Qué es lo que pasa? El estado peruano les cobra una reparación civil para el traslado y así vayan a la prisión de sus países de origen como Colombia, España o México; con la aplicación de este decreto podemos tener una salida de un número importante de reclusos extranjeros que purgan condena en cárceles del país.

También hemos promulgado otro Decreto de Urgencia el 0082020, con ese decreto lo que tiene previsto es disminuir el número de personas privadas de su libertad por omisión a la asistencia familiar, esta es una norma que se dio hace varios años y que no tenía mucho sentido, la medida implicaba que la persona que no cumplía con el pago de alimentos no podía salir en libertad, como es lógico esta persona estando en la prisión por más que pueda hacer algún trabajo, no le permite contar con el capital para cumplir con sus obligaciones de paternidad y obligaciones familiares; entonces se tomó un proyecto del Congreso de la República aprobada en comisión y que tenía consenso, se tomó el tema de la siguiente manera; se cumple con pagar lo que debe de alimentos, se paga la reparación civil e inmediatamente la persona solicita el cambio de la sentencia al juez, la pena privativa de la libertad por una pena alternativa; por eso estamos hablando con las autoridades del Poder Judicial para una implementación adecuada de esta medida; en Moyobamba hemos estado reunidos con varios Jueces Superiores y también con el Gobernador de San Martín y los alcaldes, para que coordinen y se establezcan medidas distintas a la medida en delitos menores, lo que nos interesa es que la persona que ha cometido un delito menor cumpla con la sociedad y pueda rehabilitar el daño y esto se ayuda con una medida alternativa por ejemplo resembrado parques, limpieza de calles, trabajos de servicio a la comunidad y de esta manera no va a volver a cometer la misma falta ya que es un tema de imagen y honor.

Sobre el hacinamiento de los centro penitenciarios en San Martín.
En Tarapoto, el centro penitenciario de Sananguillo tiene capacidad es para una población de 966 reos y la actual es de 917; el otro, Santo Toribio tiene capacidad para albergar 222 reos y en la actualidad tienen 441 personas recluidas; en este caso tenemos un 198% de sobrepoblación, sin embargo, se está haciendo trabajos para ampliar sus instalaciones.

En el caso de Moyobamba lo que falta es espacio para talleres; hemos acordado con el director del Instituto Penitenciario fijar una fechas para que las personas recluidas puedan vender los productos a la ciudadanía y se ha quedado que los viernes de la última semana del mes; por ejemplo el mes 31 de enero se realizará la feria para que los internos puedan vender sus trabajos directamente al público, entonces ese dinero les ayudará cumplir con sus compromisos familiares.

Ministra, sin embargo, la reincidencia del delito es elevado, cifras oficiales lo demuestran.

Tenemos que reducir el margen de reincidencia hay países en el mundo que han logrado las cáceles estén prácticamente básicas. Finlandia alquila sus cárceles, tenemos que aprender las buenas lecciones. La semana pasada estuve en Cuzco en el penal de Concoy y me encontré con delegados de Sudáfrica y de otros dos países africanos y con un corresponsal europeo visitando los establecimientos penitenciarios sobre las cárceles productivas.