MITO: UN MULTIVITAMÍNICO PUEDE COMPENSAR UNA MALA DIETA



Debemos prestar atención a este estudio:
Un estudio en Archives of Internal Medicine analizó los hallazgos de la Women’s Health Initiative, un estudio a largo plazo de más de 160.000 mujeres de mediana edad.

Los datos mostraron que los consumidores de multivitaminas NO SON MÁS SALUDABLES que aquellos que no toman las píldoras, al menos cuando se trata de las grandes enfermedades: cáncer, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales.

MITO: LA VITAMINA C LUCHA CONTRA EL RESFRIADO
En la década de 1970, el premio Nobel Linus Pauling popularizó la idea de que la vitamina C podría prevenir los resfriados.

Hoy, las farmacias y boticas están llenas de remedios a base de vitamina C, pero no nos dejemos llevar por el bombo y la bulla publicitaria.

En 2013, los investigadores analizaron una serie de estudios que se remontan a varias décadas e involucraron a más de 11.000 sujetos para llegar a una conclusión decepcionante: la vitamina C no evitó los resfriados, excepto entre maratonistas, esquiadores y soldados en ejercicios en situación de frío extremo.

El nutriente puede ayudarte a sanar un resfriado un día más rápido, pero tomarlo solo después de que aparezcan los síntomas no ayuda.

Los investigadores concluyen que los pacientes pueden decidir por sí mismos si vale la pena el uso de pastillas durante todo el año para obtener un beneficio mínimo.

MITO: LAS VITAMINAS PUEDEN PREVENIR ENFERMEDADES DEL CORAZÓN
En un momento, los investigadores esperaban que las vitaminas antioxidantes como C, E y betacaroteno pudieran prevenir enfermedades cardíacas al reducir la acumulación de placa que obstruye las arterias.

Las vitaminas B también fueron prometedoras porque el folato, B6 y B12 ayudan a descomponer el aminoácido homocisteína, y los altos niveles de homocisteína se han relacionado con enfermedades cardíacas.

Desafortunadamente, ninguna de esas esperanzas se ha cumplido.

Un análisis de siete ensayos de vitamina E concluyó que no reducía el riesgo de accidente cerebrovascular o de muerte por enfermedad cardíaca.

El estudio también analizó ocho estudios de betacaroteno y determinó que, en lugar de prevenir enfermedades del corazón, esos suplementos produjeron un ligero aumento en el riesgo de muerte.

En lugar de tomar pastillas, la American Heart Association recomienda comer una dieta variada rica en frutas, verduras y granos integrales.

MITO: TOMAR VITAMINAS PUEDE PROTEGER CONTRA EL CÁNCER
Los investigadores saben que las moléculas inestables llamadas radicales libres pueden dañar el ADN de tus células, aumentando el riesgo de cáncer.

También saben que los antioxidantes pueden estabilizar los radicales libres, teóricamente haciéndolos mucho menos peligrosos.

Entonces, ¿por qué no tomar algunos antioxidantes adicionales para protegerse contra el cáncer?

Debido a que la investigación hasta ahora ha demostrado que nada bueno proviene de tomar tales píldoras.

Varios estudios han intentado y no han podido encontrar un beneficio, como uno publicado en el Journal of the National Cancer Institute que asignó al azar a 5.442 mujeres para tomar un placebo (pastilla que parece el medicamento, pero no tiene la sustancia a estudiar) o una combinación de vitamina B.

En el transcurso de más de siete años, todas las mujeres experimentaron tasas similares de cánceres y muertes por cáncer.

MITO: HAY QUE TOMARSE EL ZUMO RÁPIDO, QUE SE VAN LAS VITAMINAS.
NO ES así. Las vitaminas pueden conservar todas sus propiedades hasta 12 horas. Lo único que cambia, es el sabor.
MITO: LAS PASTILLAS OFRECEN TODAS LAS VITAMINAS NECESARIAS.
NO ES CIERTO. Las vitaminas que ofrecen las frutas y verduras son insustituibles.
Las pastillas no siempre son beneficiosas. Depende de cada organismo y situación.
MITO: SI DOY VITAMINAS CON REGULARIDAD A MI HIJO, NO NECESITA HACER TANTO EJERCICIO.
FALSO. Las vitaminas no sustituyen los efectos beneficiosos del ejercicio. Es la excusa perfecta de los más perezosos.
MITO: HAY VITAMINAS QUE DAN ALERGIA.

No hay ningún estudio científico que confirme este dato.

En principio, ninguna vitamina natural genera de por sí una alergia.

Sin embargo, los suplementos vitamínicos o las vitaminas obtenidas de forma ‘artificial’ sí pueden generar reacciones alérgicas.

MITO: SI NO SE TOMAN POR LA MAÑANA, EN AYUNAS, NO SON EFECTIVAS.

Esto no es verdad. Las vitaminas pueden consumirse en cualquier momento del día.

De hecho, hay vitaminas que se asimilan mejor acompañadas por alimentos con grasa (A, D, E, K).

Hasta la próxima semana…
Pueden sugerir temas a tratar, a través del correo electrónico o al WhatsApp del celular que figura al pie de este artículo.

Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA
PEDIATRA
Consultorio: Jr. Reyes Guerra 394 Moyobamba
Atención: lunes a sábados: de 09:30 am. a 12:30 pm.
lunes a viernes: de 4 pm a 8 pm.
Celular para citas: 933 839 979
Correo electrónico: hperedas@hotmail.com
Celular 999 962 366
Fanpage: Héctor Pereda Serna – Pediatra