CRÓNICAS SALUDABLES – OPERACIÓN CESÁREA: ¿QUE TAN BUENA ES? PARTE II


RIESGOS EN LA NAVIDAD
Como todos los años, celebramos Navidad en nuestras casas, pero pocas veces pensamos en los riesgos a los que estamos sometidos estos días…

Nos reunimos con la familia, preparamos la cena navideña, armamos nacimientos, ponemos árboles y le colocamos luces llamativas…

Para que estas fiestas no terminen de mala manera, con accidentes que pueden prevenirse, es que, en estas CRÓNICAS SALUDABLES, les daremos algunos consejos para que esta Navidad sea inolvidable.

Comenzaremos por mencionar algunos porcentajes encontrados en las fiestas navideñas y que tienen que ver con nuestras actividades en esos días especiales.

El 30 % de las personas adultas afirma haber sufrido algún percance en su domicilio durante las fiestas navideñas.

Las intoxicaciones alimentarias (17 %) y los atragantamientos con alimentos (16.5 %) son los accidentes domésticos más comunes en Navidad.

Los golpes o contusiones provocados por un familiar corresponden al 15%.

25% de personas adultas reconoce que ha regalado juguetes a sabiendas que son peligrosos.

Solo 3 de cada 10 personas dicen asegurarse de que las luces navideñas con las que decoran sus casas cumple con las normativas de seguridad.

14% refieren que se han quemado con los cohetes o petardos.

13% se han caído al colocar la decoración navideña

13 % se han electrocutado o recibido descargas eléctricas manipulando las luces navideñas.

El 90 % ha tenido en algún momento de su vida un percance dentro del hogar y tres de cada diez piensan que su casa es totalmente segura, siendo esta percepción menor entre los que viven en alquiler.

20% refiere que no dispone de botiquín de primeros auxilios en su hogar.

70% de adultos confiesa que suele alcanzar lugares altos, como armarios, sin utilizar medios adecuados y seguros.

Para las personas encuestadas, la cocina es el espacio más peligroso (80%), y tienen razón, ya que ahí se registran el 65% de los accidentes.

El baño (69%), las escaleras (42%), la terraza (28%) y la sala (17%) son otros de los lugares que se consideran de riesgo a la hora de sufrir un accidente.

Considerando estos porcentajes, es que todas las medidas que tomemos son pocas, ya que generalmente, aparte de los adultos, son los niños los que sufren los percances en estos días.

PARA LA PARTE ELÉCTRICA, SUGERIMOS LO SIGUIENTE:
Revisar todas las instalaciones eléctricas en el hogar, más las que se usarán para colocar las luces navideñas (tomacorrientes, enchufes, múltiples, etc.)

Evite sobrecargar los circuitos eléctricos (enchufes) de la vivienda. En particular por la carga adicional que se genera por el uso de luces decorativas, adornos iluminados, pesebres o nacimientos con varios accesorios eléctricos.

Distribuir cargas en distintos enchufes
Solicite el apoyo de un electricista de confianza para que pueda abrir el tablero eléctrico del hogar.

Un cableado flojo, junto a una sobrecarga adicional, es una causa común de sobrecalentamiento y hasta incendio del cableado eléctrico de la vivienda.

Procure que las extensiones eléctricas, luces, adornos, etc., cumplan con alguna norma de seguridad eléctrica reconocida.

Compruebe que todos los accesorios navideños incluyan pequeños fusibles de protección, para aislar una falla local de la instalación, sin necesidad que afecte el circuito completo de la casa.

Cuidado al realizar empalmes o uniones, porque las rejas y ventanas pueden energizarse y causar una tragedia.

Recuerde que las instalaciones externas también tienen peligros, sufren corto circuitos si se llegan a mojar o por el simple rocío.

Por lo general, esta información está detallada en las cajas o empaques de los productos a emplear para la decoración. Hay que leer las indicaciones.

Cuidado de que ningún conductor de electricidad sea aplastado por puertas o ventanas, que no se encuentren al paso de las personas y que tampoco sean manipuladas por los niños.

No se deben dejar las luces navideñas por más de 3 horas encendidas, y si va a salir de casa es mejor dejarlas desconectadas para evitar que se sobrecalienten y produzcan un corto circuito.

No haga instalaciones cerca de objetos inflamables como cortinas.

Solicite a un electricista calificado revisar la instalación eléctrica y hacer los cambios que sean necesarios.

Si usa velas decorativas, no olvide apagarlas. Todos los años muere gente porque se les olvidó apagar las velas.

Existe un 50% de posibilidad de morir en una casa incendiada durante las Navidades que cualquier otra época del año.

Lo recomendable es comprar luces LED, ya que estas consumen solo el 10% de la energía que consumen las luces tradicionales.

Por otro lado, si lo que se desea es adornar el exterior de su casa, verifique que las luces lleven la etiqueta de “uso exterior”… continuará…