“Este título nacional es en honor a madrecita que me ilumine desde el cielo”


Hace nueve años, Miguel y Javier Trauco, luchaban por un mismo sueño. Los primos tenían solo un objetivo en mente, poder conseguir el ansiado debut en primera división. En aquel entonces, militaban en el club Unión Tarapoto, equipo originario de la zona que los había visto nacer y crecer.

La Copa Perú fue testigo de ver brillar a los primos Trauco en el césped, pero no fue por mucho tiempo. Tras sus destacas actuaciones, Miguel llamó la atención de varios equipos de la zona. Finalmente, fue Unión Comercio el club que logro hacerse con sus servicios y donde inició toda su exitosa carrera.

Por otro lado, a Javier le tocó seguir luchando, con la consigna de nunca bajar los brazos. Pasó en su mayoría por clubes del “fútbol macho”: Santos de Nazca, San José de Agua Blanca, José Carlos Mariátegui de nuestra región, entre otros.

El año pasado con la camiseta del Santos de Nazca logró llegar hasta la Finalísima de la Copa Perú, sin embargo, el ascenso no se pudo dar. Un año después, esta vez con la camiseta del Deportivo Llacuabamba, logra el ascenso a primera división para jugar la Liga 1 en el 2020.

El volante tarapotino, señaló que en las últimas horas pudo conversar con Miguel Trauco. “Miguel me dijo que esté tranquilo que ha llegado mi momento para poder llegar a primera división”, señaló Javier. (Fuete: El Bocón).

Nuestro coterráneo dijo que este título nacional en honor a su madrecita que le ilumina desde el cielo, así mismo dijo que este ascenso también se lo dedica a su familia, que en todo momento estuvo pendiente del campeonato.

El equipo de La Libertad empató en puntos con su rival de turno al término del certamen, pero la diferencia de goles le terminó otorgando el trofeo. Carlos Stein y Sport Chavelines tendrán que luchar en el Cuadrangular final, junto a Atlético Grau y Deportivo Coopsol, por los últimos dos cupos para la Liga 1.