¿Los scooter eléctricos deberían tener un seguro obligatorio en Perú?


Los primeros scooters eléctricos llegaron a Lima a comienzos de este año para ofrecer una alternativa de transporte ecológico pensada especialmente para viajes cortos. Con la ayuda de los scooters, se espera que el tráfico abrumador que caracteriza a la ciudad se vea un poco más aliviado.

El servicio está a cargo de la empresa mexicana Grin que, en alianza con Rappi, ha puesto en funcionamiento 1,000 monopatines que tanto vecinos como turistas pueden utilizar para desplazarse desde las 7 a.m. hasta las 8 p.m.

Los aparatos están diseñados para viajar distancias cortas (de 2 a 3 kilómetros), lo que equivale a viajes de 8 a 12 minutos. Además, cuentan con todos los elementos de seguridad necesarios para los usuarios como cascos, un sistema de freno de emergencia e iluminación para desplazarse de noche.

A nivel mundial, estos monopatines son una de las formas de movilidad más populares y convenientes, ya que son baratos y fáciles de desbloquear por medio de una aplicación en cualquier smartphone. Se estima que se encuentran disponibles en más de 100 ciudades de todo el mundo.

A pesar de su conveniencia económica y ecológica, este tipo de vehículo de movilidad personal se ha visto en el centro de un polémico debate durante este último tiempo: ¿debe regularse el uso de los scooters eléctricos? Y, en ese caso, ¿deben los usuarios contar con algún tipo de seguro para poder utilizarlos?

Existe una gran confusión en cuanto a qué tipo de póliza debe utilizarse con los monopatines eléctricos. Si la persona que se desplaza en el scooter tiene seguro médico, seguramente el seguro cubrirá parte de los costos en caso de accidente. Pero en el caso de que sea la persona que utiliza el monopatín quien provoca un accidente, el tema del seguro es menos claro.

Dos de las grandes empresas que ofrecen el servicio de monopatines eléctricos a nivel mundial (Bird y Lime) ofrecen seguros de responsabilidad limitada siempre y cuando las lesiones no sean producto de la negligencia del usuario. Por ejemplo, si el conductor estaba utilizando su móvil al momento del accidente, difícilmente las compañías cubran los daños causados.

En España, hay al menos cinco compañías aseguradoras que ofrecen planes para los monopatines eléctricos contra terceros, pero no para los scooters que pueden ser rentados en la vía pública sino para los  particulares.  Los planes están diseñados para aquellos conductores que utilizan sus monopatines a diario y llegan a cubrir desde la responsabilidad civil hasta las posibles reparaciones.

Sin embargo, ninguna de las opciones de seguros en Perú ofrece un servicio similar. Esto se debe a que, por falta de regulación, contratar un seguro para estos aparatos no es obligatorio y la decisión depende del conductor.

Aunque parezca mucho para considerar antes de subirse a un scooter por un paseo de tan solo unos pocos minutos, es importante evitar accidentes. Para eso los usuarios deben utilizar los monopatines en bicisendas, llevar puesto un caso y no desplazarse a velocidades excesivas. Sin embargo, la mejor opción de cobertura para los usuarios de los monopatines eléctricos es confiar en un seguro médico particular.