Presentan avances del proyecto de Mitigación de Huella de Carbono en San Martín


Actualmente se están experimentando los efectos del cambio climático a nivel global. Si bien Perú no contribuye considerablemente a la generación de emisiones de carbono, los países desarrollados, a quienes se exporta nuestro cacao de calidad, están preocupados, dada la crisis climática, por la huella de carbono o la cantidad de emisiones que se producen mediante la actividad cacaotera.

La región San Martín continúa liderando la lista de regiones más deforestadas del Perú. Por ello, el Proyecto de Medición de Huella de Carbono, desarrollado desde el 2017 por PromPerú y Alianza Cacao Perú, una iniciativa público-privada de USAID, tiene como objetivo medir la huella de carbono de productores de cacao de San Martín para formular planes de mitigación y monitoreo ambiental para reducirla.

En la región San Martín el proyecto ha iniciado midiendo la huella de carbono de diez cooperativas agrarias: Paraíso, Cordillera Azul, Nuevo Progreso, Tocache, Allima Cacao, Valle del Mishollo, CP Cacao, Oro Verde, Acopagro y Apahui. Entre los principales resultados se obtuvo que la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero dentro de la cadena de valor del cacao en San Martín es el cambio y uso de suelo, así como el inadecuado manejo de residuos sólidos orgánicos como la cáscara o mazorca del cacao, ya que la mayoría de estos se dispone directamente en el suelo sin ningún tratamiento previo. Lo que genera gas metano, superior al CO2, que contribuye al calentamiento global. Frente a ello, el Proyecto propone que una de las medidas para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero es optar por la construcción de módulos de compostaje mediante el cual las cooperativas podrían producir abono orgánico.

De esta manera el proyecto busca que los planes de mitigación y monitoreo ambiental sean factibles económicamente así como realizables teniendo en cuenta la realidad y capacidad de gestión de cada cooperativa agraria. Algunas como Oro Verde ya vienen impulsando, junto a otros aliados, proyectos que contribuyen a mitigar su huella de carbono, como por ejemplo el proyecto de reforestación Fundación Amazonía Viva.

El Proyecto de Mitigación de Huella de Carbono volverá a medir el próximo año la huella de carbono de dichas cooperativas agrarias y se sabrá en cuánto han disminuido. Para ello se tendrán en cuenta los resultados de los planes de mitigación y monitoreo ambiental, a lo que se sumarán las iniciativas que cada cooperativa ha ido desarrollando a lo largo de los años para disminuir su huella de carbono.

Varias de las cooperativas que han participado en este proyecto han obtenido su acreditación de huella de carbono calculada porque están convencidas de que el concepto de cacao de calidad va más allá de la buena genética, sabor y aroma. Hoy en día los elementos éticos, sociales y ambientales -como preocuparse por mitigar la huella de carbono- también son cruciales en la definición del precio del cacao y son considerados como un valor agregado por el actual mercado internacional.

Actualmente se están experimentando los efectos del cambio climático a nivel global. Si bien Perú no contribuye considerablemente a la generación de emisiones de carbono, los países desarrollados, a quienes se exporta nuestro cacao de calidad, están preocupados, dada la crisis climática, por la huella de carbono o la cantidad de emisiones que se producen mediante la actividad cacaotera.

La región San Martín continúa liderando la lista de regiones más deforestadas del Perú. Por ello, el Proyecto de Medición de Huella de Carbono, desarrollado desde el 2017 por PromPerú y Alianza Cacao Perú, una iniciativa público-privada de USAID, tiene como objetivo medir la huella de carbono de productores de cacao de San Martín para formular planes de mitigación y monitoreo ambiental para reducirla.

En la región San Martín el proyecto ha iniciado midiendo la huella de carbono de diez cooperativas agrarias: Paraíso, Cordillera Azul, Nuevo Progreso, Tocache, Allima Cacao, Valle del Mishollo, CP Cacao, Oro Verde, Acopagro y Apahui. Entre los principales resultados se obtuvo que la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero dentro de la cadena de valor del cacao en San Martín es el cambio y uso de suelo, así como el inadecuado manejo de residuos sólidos orgánicos como la cáscara o mazorca del cacao, ya que la mayoría de estos se dispone directamente en el suelo sin ningún tratamiento previo. Lo que genera gas metano, superior al CO2, que contribuye al calentamiento global. Frente a ello, el Proyecto propone que una de las medidas para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero es optar por la construcción de módulos de compostaje mediante el cual las cooperativas podrían producir abono orgánico.

De esta manera el proyecto busca que los planes de mitigación y monitoreo ambiental sean factibles económicamente así como realizables teniendo en cuenta la realidad y capacidad de gestión de cada cooperativa agraria. Algunas como Oro Verde ya vienen impulsando, junto a otros aliados, proyectos que contribuyen a mitigar su huella de carbono, como por ejemplo el proyecto de reforestación Fundación Amazonía Viva.

El Proyecto de Mitigación de Huella de Carbono volverá a medir el próximo año la huella de carbono de dichas cooperativas agrarias y se sabrá en cuánto han disminuido. Para ello se tendrán en cuenta los resultados de los planes de mitigación y monitoreo ambiental, a lo que se sumarán las iniciativas que cada cooperativa ha ido desarrollando a lo largo de los años para disminuir su huella de carbono.

Varias de las cooperativas que han participado en este proyecto han obtenido su acreditación de huella de carbono calculada porque están convencidas de que el concepto de cacao de calidad va más allá de la buena genética, sabor y aroma. Hoy en día los elementos éticos, sociales y ambientales -como preocuparse por mitigar la huella de carbono- también son cruciales en la definición del precio del cacao y son considerados como un valor agregado por el actual mercado internacional.