Crisis sociales en Chile, Bolivia y otros: El factor cósmico


Las convulsiones sociales en Chile, Bolivia, Colombia, Haití y otros países, han asombrado al mundo por la aparente gran estabilidad económica y nivel “ejemplar” de vida alcanzado por Chile, la gran justicia social lograda por el gobierno de Bolivia, la “acostumbrada” pasividad frente a la injusticia de los Haitianos, y el estado latente de Colombia después de los acuerdos de paz. Todo ello ha sido una verdadera “olla a presión” en la que el vapor social ha explotado rebelándose brutalmente, como el volcán erupcionando devastadoramente o los ciclones, dando ambos como resultado, una gran purificación.

Todo ello NO nos asombra cuando vemos los sucesos con la perspectiva cosmobiológica, pues como bien lo expresaba el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière:

“EL CIELO ES UN GRAN LIBRO, ABIERTO POR EL AMOR DE DIOS A LA INTELIGENCIA DEL HOMBRE. La bóveda celeste contiene todo el destino de la Humanidad. Basta con poder leer ese poema maravilloso. ¿Hay alguna enseñanza más bella que la del Zodíaco, EL ÚNICO LIBRO QUE EL HOMBRE NO HA PODIDO DESTRUIR? “TODO LO QUE SUCEDE ESTÁ INSCRITO EN LA BÓVEDA CELESTE; MAS NO TODO LO QUE ESTÁ INSCRITO EN LA BÓVEDA CELESTE TIENE FORZOSAMENTE QUE SUCEDER.”

Es así que, gracias al sabio aporte y rescate que realizó el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, a través de su monumental libro “La Teoría Científica de la Cosmobiología” y creando la Universidad Internacional UNINT, de la Fundación Magna Fraternitas Universalis, con su Facultad de Cosmobiología (ver: www.magnanet.org) podemos hoy compartir y aprender estos conocimientos sagrados que lamentablemente son profanados y tergiversados por la mentalidad materialista y personalista predominante.

En ese sentido, reflexionamos con el autor, aplicando a las problemáticas actuales de estos países:

“Se debe hacer notar que desde hace unos cien años, los cataclismos, guerras, epidemias, psicosis malsanas, han creado “paredes” en la familia humana, entre muchas otras, las de personas que ponen estas catástrofes a su nivel personal, atribuyéndoles causas económicas, políticas o sociales, y las de personas que han tratado de penetrar las causas fundamentales y QUE SITÚAN EL PROBLEMA EN LA ESCALA CÓSMICA, POR DECIRLO ASÍ, DÁNDOSE PERFECTA CUENTA DE QUE NO HACEMOS LOS ACONTECIMIENTOS SINO QUE LOS PADECEMOS.”

De ahí decimos, junto con el Decano de la Facultad de Cosmobiología de Lima, Ing. Carlos Valdivia Martello, que estas crisis son consecuencia directa del ingreso y presencia de Urano en el signo de Tauro, combinando las energías uranianas que traen los cambios vertiginosos, los acontecimientos bruscos, imprevistos para bien o para mal; y, por otra parte, la radiación de tauro que prefiere la tranquilidad, la estabilidad y lo conservador del “estatus quo” reinante. Siendo Urano el planeta regente o característico de esta era del Saber (Aquarius) entonces, a su ingreso en Tauro, provoca los cambios “incómodos” para lo acostumbrado y que sin embargo instauran las características acuarianas de JUSTICIA, cooperación, innovación para las soluciones creativas en bien de la Paz universal.

Esas características señaladas con profética anticipación por el Dr. David Juan Ferriz Olivares en 1991 cuando pedía: “Hay que facilitar el aprendizaje de nuevos patrones culturales en la erradicación de la opresión sexista, la violencia, el egoísmo, la hipocresía en las relaciones familiares, la inversión de los valores morales y éticos, la primacía del lucro, la manipulación y el autoritarismo, la ideología machista, autocrática y autoritaria, la unilateralidad en la toma de decisiones y el agravamiento de la condición femenina a causa de la crisis y de la deuda del Tercer Mundo que pone en peligro la paz.”

Asimismo, se conjuga otro aspecto fundamental para comprender estas crisis sociales transformadoras: el ENCUENTRO SATURNO – PLUTON de noviembre 2019 a enero 2020. A este respecto nos aporta el destacado Arquitecto Edwin Rodríguez Paz, Docente e Investigador de Cosmobiología en nuestra sede de Bogotá del Liceo de Síntesis-UNINT:

“La Cosmobiología y las Manifestaciones sociales en América Latina. La observación científica – matemática y simbólica – del encuentro entre Plutón y Saturno en el signo zodiacal del Macho Cabrío, en este año 2019, es un indicativo de las multitudinarias manifestaciones sociales en contra de las estructuras de poder injustas, corruptas, de un sistema económico que las acompaña deshumanizador, alienante, que ha convertido la vida en negocio, unido a un individualismo exacerbado que está lejos de promover la cooperación y la solidaridad.”

“Cuando se encuentran estos dos planetas en el Macho Cabrío, Plutón desencadena una serie de reacciones como las de un volcán en erupción que hace estallar el orden, lo que se ha establecido y conservado representado por Saturno.” [Algo muy parecido y que suma en el mismo sentido a la posición de Urano en Tauro]

“El hecho que para esta época la conjunción de estos dos planetas, Saturno y Plutón se de en este signo, representa un cuestionamiento de fondo de la población acerca de cómo se han acostumbrado por décadas las élites del poder a manejar inadecuadamente los intereses públicos. Plutón representa la necesidad profunda de una renovación, quiere transformar, corta lo que ya no sirve, lo caduco y hace el esfuerzo por instaurar un nuevo orden. Plutón es el planeta que se asemeja a un volcán en pasividad o en erupción. Saturno es el planeta asemejado a una roca, cuyo significado es la estabilidad y la conservación. Cuando Plutón se acerca a Saturno hace que se quiebre esa estabilidad, ese orden establecido.”