Consumo excesivo de golosinas resulta dañino para la salud


Halloween es sinónimo de fiesta del miedo, llamativos trajes terroríficos y, si pensamos en los niños, de golosinas en cantidad.

El consumo de estos productos crece de manera exponencial en estas fechas, lo cual tiene diversas implicancias. En esta nota te explicaremos cuáles son las que más se consumen y cuáles son sus principales afectaciones en la salud de nuestro organismo.
Entre las golosinas más consumidas en Halloween y dañinas para nuestros dientes se encuentran las populares gomitas, las cuales se adhieren a las paredes de las muelas, y las golosinas de chupar. Estas últimas producen acumulación de azúcar en toda la saliva y pueden derivar, en casos extremos, en la desviación de la mandíbula por el movimiento anormal que esta hace para succionarlos.
El consumo excesivo de golosinas, más aún si son de dudosa procedencia, también afectan la salud estomacal: pueden provocar cólicos, episodios de diarrea y vómitos

Es importante estar atentos a la información brindada en los rótulos de estos productos y verificar que cuenten con registros sanitarios, puesto que muchos de las golosinas que se comercializan en Halloween suelen tener un origen dudoso y resultan siendo tóxicos para el organismo.