Gustavo Adolfo Becker Las Rimas – Libro de los gorriones


-¿Qué es poesía?
-¿Y tú me lo preguntas?
Poesía – – – eres tú.
En el romanticismo, Bécquer -el poeta del amor- es a la poesía lo que Frederic Chopin a la música: una melodía que brota al choque del sentir, de la pasión que hiere al sentimiento, con una palabra, con una nota y escapa vibrando con un sonido armónico.

Los suspiros son aire,
y van al aire
las lágrimas son agua,
y van al mar,
dime, mujer, cuando el
amor se olvida; sabes tú adónde va?

Su lirismo intimista sencillo de forma y parco de ornamento, no es declamatorio, sino para decirlo al oído, lo que mejor traduce del sentir del poeta, así.

Por una mirada un mundo
Por una sonrisa, un cielo,
Por un beso: yo no sé
Qué te diera por un beso.

Son sus meditaciones acerca del amor, la muerte y el misterio de la creación poética como también en “Amor eterno”.

Podrá nublarse el sol
Eternamente,
Podrá secarse en un instante
El mar,
Podrá romperse el eje de
La tierra como un débil cristal
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón,
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.
como en está otra Rima:
Hoy la tierra y los cielos
Me sonríen,
Hoy llega hasta el fondo
De mi alma el sol
¡La he visto y me ha mirado!
¡Hoy creo en Dios.

Su poesía es la más humana de toda la poesía española.
Bécquer, inaugura con Rosalía de Castro, la lírica moderna española que conecta la poesía tradicional con lo popular en su sencillez de forma y facilidad de estilo como en:
Tu aliento es el aliento de las flores
Tu voz es de los cisnes la armonía.
Es tu mirada el esplendor del día
Y el color de las rosas es tu color.
En Bécquer, sus rimas son el umbral de la poesía lírica en la España del Siglo XX; opuesta a la poesía realista de carácter cívico y heroico liderada por Nuñez de Arce, Antes de ser publicadas, el manuscrito a punto de desaparecer, fue recuperada y reconstruida. Entonces se llamó “libro de los Gorriones”. Sus amigos la publicaron en número de 84 Rimas. Composiciones breves de 2 – 3 ó 4 estrofas asonantadas en metros muy variados de acuerdo con la poesía romántica.
Inaugura así una poesía desnuda, esencial, sin precedentes.

LOS TEMAS DE LAS “RIMAS”
Notemos que primero es la poesía en sí, el tema principal.
Después será la mujer ideal, la mujer soñada y anhelada.

Más tarde, en tercer lugar, serán los grandes problemas sentimentales: el desengaño, el sufrimiento y el desamor como en:

El erial.
Mi vida es un erial,
Flor que tocó se deshoja,
Que en mi camino fatal
Alguien va sembrando el mal
Para que yo lo recoja.

Para luego, por último el rencor; el corazón sangrante herido de muerte. Todo ello en medio del misterio de la vida, la muerte y el destino humano.
Asomaba a sus ojos una lágrima
Y a mis labios una frase de perdón,
Habló el orgullo y se enjugó su llanto
Y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino,
Ella por otro
Pero al pensar en
Nuestro mutuo amor
Yo digo aún,
¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá
¿Por qué no lloré yo?

El poeta ha sufrido demasiado. Muere joven y con hemoptisis.
Ha saboreado lo dulce y amargo de la vida. Y en “Cerraron sus ojos” se pregunta.
¿Vuelve el polvo al polvo?
¿Vuela el alma al cielo?
¿Todo es vil materia podredumbre, cieno?

NO SÉ
Pero hay algo que olvidar no puedo que al par nos infunde repugnancia y duelo.
Al quedar tan tristes,
Tan solos, los muertos.

La piqueta al hombro
El sepulturero
Cantando entre dientes
Se perdió a lo lejos…