LA VARICELA AUMENTA EN PRIMAVERA


Hoy 23 de setiembre empieza la primavera. El cambio de estación viene acompañado de un clima más cálido, pero no solo eso; también llega con la proliferación de una serie de virus y, entre ellos, el de la varicela, causante de una infección que se manifiesta con una erupción cutánea que provoca mucho picor.

Aunque esta enfermedad viral se puede presentar durante todo el año, en la temporada de primavera los casos se incrementan porque el calor hace propicia la reproducción del virus. Debido a ello, ya se han presentado brotes de la enfermedad en diferentes partes del país, como en Trujillo, donde se han detectado más de 20 casos de niños infectados. Raúl Urquizo, infectólogo pediatra y director del Colegio Médico de Lima, explicó que la varicela se presenta con más frecuencia en los niños con fiebre, decaimiento, pérdida de apetito y erupciones en todo el cuerpo. “Las vesículas pueden salir en el tórax, las extremidades, la cara, la boca o los genitales, pero los padres pueden reconocer que se trata de la varicela cuando aparecen también en el cuero cabelludo”, apuntó. El especialista resaltó la importancia de que el menor no se rasque las vesículas, pues advirtió que si lo hace con la mano sucia, puede expandir las erupciones en todo el cuerpo y complicar la recuperación.

Tras indicar que el tratamiento es solo sintomático y con antihistamínicos, Urquizo precisó que la incubación del virus puede durar entre 10 días y dos semanas. Por eso es usual que un niño infectado contagie la enfermedad en los primeros días.

Aunque generalmente la varicela es benigna, puede ocasionar complicaciones, sobre todo en pacientes asmáticos, diabéticos o con enfermedades inmunodeprimidas. En estos casos se puede presentar con celulitis e infección generalizada, lo cual requerirá de hospitalización y cuidados especiales para evitar el deceso del paciente.

VACUNACIÓN
Además, esta infección viral es muy contagiosa, sobre todo entre aquellas personas que no han sufrido nunca la enfermedad. El contagio se produce por contacto directo con las vesículas de alguien que ha contraído el mal. Sin embargo, también es posible el contagio a causa del estornudo de un infectado o por tocar juguetes o artículos que han sido manipulados por una persona enferma.

“Los más propensos a contagiarse son los niños menores de 10 años. Por ello, es importante fomentar la vacunación en cunas, guarderías y colegios para evitar la propagación del virus”, anotó Urquizo, quien recordó que la vacunación es gratuita en los establecimientos del Ministerio de Salud y Essalud.

El experto dijo que la vacuna contra la varicela debe aplicarse a los menores desde el primer año de vida y recibir un refuerzo, cuatro o cinco años después, para estar protegidos al 100%. Sin embargo, los niños que no se han vacunado pueden ser inmunizados a cualquier edad e, incluso, los adolescentes o adultos también pueden recibir la vacuna.