¡Maldito seas!


“Deja de coquetear, ¿Estás en busca de otro hombre?”, “¿Te vas a vestir así?, pareces una callejera”, ”Estás como una vaca”, “Eres una bruta”, “Yo siempre tengo la razón”, “Tú tienes la culpa de todo”, “Te encanta sufrir ¿no?”, “Tú nunca me vas a dejar”, “Nadie más te va a querer”, “Siempre me pones de mal humor”, “Pareces una loca” , “Me malograste el día”, “No sirves para nada”

Todas estas preguntas siempre están presentes antes de que aparezca una cachetada, una patada, un jalón de pelos, un empujón por las escaleras, una cuchillada o un plomazo. Normalmente la mujer termina en un hospital con un sangrado o un hematoma, si tuvo suerte solo se queda un par de días en cuidados intensivos y si no tuvo suerte, muere en menos de 5 segundos.

Lamentablemente muchas mujeres piensan que es normal la violencia y mientras más celos y posesión exista, más amor se evidencia. Otras simplemente tienen miedo a estar solas y llegan a idealizar a ese monstruo con el que comparten la cama y terminan maquillando los moretones y las cicatrices. Existe miedo y vergüenza a admitirlo, porque lo queramos o no, vivimos en una sociedad a la que le gusta esconder la basura debajo de la alfombra.

Hace dos días murió una mujer asfixiada, la joven de 23 años. La sábana que algún día cobijó su amor en la cama, era la misma que cubría su cadáver, aquel cuerpo inerte que fue abandonado al costado del río. A solo un día del hallazgo, la pareja y suegro de la occisa fueron intervenidos y aunque niegan los cargos en su contra, existen evidencias que podrían terminar por delatarlos.

Casos como estos estremecen, nos llenan de rabia y dolor. Es lamentable que en el país a diario nos enfrentemos a noticias sobre nuevos casos de feminicidios. La brutalidad descrita en cada una de las muertes, nos hace preguntarnos ¿Qué está pasando?

Las estadísticas oficiales son desalentadoras, según datos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) en el 2009 se registraron 139 casos de feminicidios, en el 2014 fueron 96, y en el 2018, 149. Lo más alarmante es que en el primer día del año 2019 se registraron la muerte de dos mujeres, posteriormente, enero y febrero se registraron 15 casos por mes, en marzo se registraron 13, en abril 12, 11 en mayo, 19 en junio, 15 en julio, 14 en agosto y en lo que va de septiembre ya se han cometido 2 feminicidios, sumando tenemos un total de 118 víctimas entre enero y septiembre.

La violencia contra la mujer se ha tornado cada vez más brutal. La situación es preocupante y las medidas adoptadas nunca son suficientes. Muchas mujeres mueren en manos de sus parejas y otras milagrosamente logran sobrevivir, aunque las marcas se quedan con ellas por siempre para torturarlas.

Cuentos de terror que pasan en la vida real y aunque nos indigne, solo duele un ratito, porque sabemos que mañana alguien más morirá.

Tú que te crees más hombre por golpear y matar mujeres: ¡Maldito seas!