UNSM y su respeto a los profesionales


La labor que viene realizando la Universidad Nacional de San Martín, en la formación de profesionales que hoy en día se encuentran contribuyendo al desarrollo del país y también de otros países, es realmente buena, sin embargo, el trato que la misma da a sus profesionales es pésimo, los sueldos son realmente bajos y sus horarios completamente inadecuados, ahora nuestra UNSM se encuentra licenciada y con todos los palmares de ley, sin embargo y a mucho pesar veo que la actual gestión no encuentra un rumbo adecuado para solucionar el tema del sueldo y las condiciones laborales de docentes, que dicho sea de paso cuentan con el grado de Maestría, a los mismos les pagan casi 1500 soles y a horarios completos, un total irrespeto, porque los que contamos con un post grado sabemos lo que cuesta en economía y tiempo para conseguirlo y obviamente se espera una mejor retribución por este esfuerzo, en los últimos años las plazas docentes se han venido reduciendo considerablemente al igual que los sueldos, a tal punto que ahora a muchos profesionales ya no les resulta atractivo dictar dentro de nuestra universidad, sin embargo varios colegas se encuentran laborando en nuestra UNSM por la oportunidad de acercarse a un nombramiento, quizá esto sería posible si la actual gestión hubiera implementado una política de ascenso, la última vez que se hizo fue halla por el 2014 y a la fecha nada de nada y sabe Dios cuando podría llegar, es justo enfocar esta problemática, pues en cualquier trabajo se sabe que la remuneración y el clima laboral son importantes para un desempeño optimo, en buen cristiano si queremos seguir con la buena formación de nuestros jóvenes necesitamos docentes que no estén cansados, agotados, que cuenten con experiencia adecuada y que sobre todo estén tranquilos de contar con un trabajo bien remunerado y con el respeto de la labor que realizan. La ley universitaria ha generado una serie de ajustes, entre ellos la obtención del grado de magister o maestro para dictar dentro de un claustro universitario como principal requisito, articulo 83 de la ley universitaria 30220, dejando de lado lo anterior que solo exigía el bachillerato para ser jefe de práctica, esto quizá haga que algunos docentes, a los cuales les brindaron el tiempo suficiente para conseguir su post grado, 6 años si mal no recuerdo, y no lo hicieron pierdan la condición de nombrados y se vayan para su casa, quizá esta medida es dura pero es parte de la ley, no me solidarizo con ningún colega que este en esa condición puesto que el trabajo también se defiende con los méritos y cumpliendo las condiciones que nos impone la ley, de una u otra forma, seguro recurrirán a las instancias que deban y trataran de justificar lo que no pudieron lograr pero la ley es así y debemos de respetarla, salvo enfermedad que no te permita movilizarte o pensar de manera adecuada, el resto no me parece justificable.

Se acerca una nueva elección de autoridades y veo a muchos quejándose de la forma de hacer política y tratando de hacer ver que existe ensañamiento en su contra para sacarlos de carrera y de la misma universidad, en verdad me parece bastante irónico que aquellos que antes estuvieron en el poder lloren de esa manera, señores los tiempos cambian, la competencia es cada vez más grande y hay quienes están buscando una oportunidad y vienen con nuevos aires y ganas de hacer bien las cosas, porque los que fuimos formados en una universidad con falencias sabemos que es conseguir con esfuerzo nuestros títulos y cuidar lo que ahora tenemos, no hay justificación ni para uno, ni para otro, las actuales autoridades fallaron en su labor de brindar respeto a sus profesionales y aquellos profesionales que se van fallaron en la oportunidad de mantenerse en el ritmo de competencia que exige la vida actual. Con todo y sus detalles siempre estaré orgulloso de haber pertenecido a la UNSM, mi alma mater.