EL CEREBRO PARTE I


El cerebro es la parte central del sistema nervioso, encerrada y protegida en la cavidad craneal y formada por el cerebro propiamente dicho, el cerebelo y el bulbo raquídeo.

El cerebro es la parte superior y más voluminosa del encéfalo y está constituida por una masa de tejido nervioso y se ocupa de todas las funciones del cuerpo y del control de actividades vitales como los movimientos, el sueño, el hambre, etc.

Pesa alrededor de 1.4 kg (en el adulto) y está constituido por dos hemisferios separados longitudinalmente por una gran cisura.

El cerebro es el órgano más complejo del cuerpo.

En un humano típico, la corteza cerebral (parte superficial del cerebro) se estima que contiene 16,000 millones de neuronas y todo el encéfalo contiene 86,000 millones.

Estas neuronas se encuentran interconectadas entre sí, transmitiendo impulsos eléctricos a partes distantes del cerebro o del resto del cuerpo.

Sin embargo, pese a ser uno de los órganos más estudiados, se han desarrollado una serie de conceptos erróneos que han llegado a ser asimilados por la población como correctos; como es el caso de la leyenda que dice que los humanos solamente utilizamos un 10 % del cerebro.

¿SÓLO USAMOS EL 10% DEL CEREBRO?
La mayor parte del cerebro está activa todo el tiempo, incluso cuando se duerme. Hay muchas pruebas que demuestran que esto no es correcto (que sólo se usa el 10%).

De hecho, siempre se utiliza el 100% de éste, lo que ocurre es que se activan algunas zonas más que otras según la actividad que se realiza.

Por ejemplo, al suponer que el 90% del cerebro no se usa, cuando se produce una lesión cerebral en algunas de estas zonas inactivas no repercutiría en nuestras capacidades.

Sin embargo, se sabe que siempre que se lesiona alguna parte del cerebro, se pierde alguna habilidad.

Utilizando distintas técnicas de imágenes cerebrales aún no se han encontrado zonas que no tengan ninguna actividad, excepto cuando existe un daño cerebral.

EL CEREBRO NECESITA UN CONTINUO SUMINISTRO DE OXÍGENO
La falta de oxígeno durante 5-10 minutos al cerebro puede provocar graves daños cerebrales como un Ictus (muerte cerebral).

Los niveles normales de oxígeno en sangre van desde 95 a 100 por ciento.

Las células cerebrales mueren sin oxígeno.

Una disminución de oxígeno puede causar problemas mentales como confusión y pérdida de memoria a largo plazo.

EL 60% DEL CEREBRO ESTÁ FORMADO POR GRASA
El cerebro está compuesto en su 60% por grasa, por lo que sin ella no se podría vivir.

Las personas que llevan una dieta baja en ácidos grasos omega 3, son más propensos a sufrir un desgaste acelerado en el cerebro.

TOMAR CHOCOLATE ES BUENO PARA EL CEREBRO
El cerebro se beneficia con el chocolate (que debe contener 70% de cacao).

Basta con oler el chocolate para que las ondas del cerebro aumenten y haga que una sensación de estar más relajados.

Un estudio publicado en la revista British Medical Journal (BMJ) sostiene que consumir hasta 100 gramos de chocolate al día reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o un ictus.

Según los investigadores, en comparación con quienes no tomaban nada de chocolate, los que más consumían tenían un 11% menos de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, y un 23% menos de sufrir un ictus.

EL PESO O TAMAÑO DEL CEREBRO NO ESTÁ EN RELACIÓN CON LA INTELIGENCIA
El cerebro humano pesa 1400 gramos. El peso del cerebro no significa una mayor inteligencia, datos que evidencian este hecho son que el cerebro del elefante pesa de media 4700 gramos en comparación con los 1400 del ser humano.

Asimismo, el cerebro del cachalote pesa 7800 gramos. Evidentemente ni los cachalotes ni los elefantes son inteligentemente superiores a los humanos.

SI SE COLOCARAN LAS NEURONAS DEL CEREBRO EN FILA, PODRÍAN ALCANZAR UNA DISTANCIA DE 1000 KM.

El número de neuronas en un cerebro adulto es de 100000 millones. Si las colocásemos en fila india llegaría a la cifra de 1000 km.

EL CEREBRO GENERA NUEVAS NEURONAS A LO LARGO DE TODA SU VIDA
Contra lo que siempre se aseguraba, el cerebro genera neuronas durante toda su vida.

Este proceso se denomina Neurogénesis (creación o reproducción de neuronas).

En 1998, científicos de la Universidad de Princeton, anunciaron observaciones de neurogénesis en el hipocampo y los bulbos olfatorios del cerebro primate adulto.

El hipocampo, importante para la memoria y el aprendizaje, es una parte “antigua” de la corteza cerebral.

Los bulbos olfatorios son importantes para el sentido del olfato.

En 1999, el mismo grupo publicó un trabajo demostrando la existencia de áreas en la neocorteza de monos adultos donde se presentaba nuevo crecimiento neuronal.

Después, investigadores del Instituto Salk reportaron la neurogénesis en el hipocampo de cerebros de humanos adultos.

Consultorio: Jr. Reyes Guerra 394 Moyobamba
Atención: de lunes a viernes de 4 pm a 8 pm. Celular 999 962 366. Correo electrónico: hperedas@hotmail.com
Fanpage: Héctor Pereda Serna – Pediatra