CRÓNICAS SALUDABLES CONOCIENDO NUESTRO CUERPO: EL OÍDO PARTE I


El oído es uno de los sentidos con los que nos comunicamos con el mundo, permite percibir los sonidos (audición) y también se encarga de mantener el equilibrio, lo que hace posible caminar sin caerse.

Gracias a él podemos interactuar con el entorno, participar en conversaciones y disfrutar de nuestras aficiones preferidas.

Los oídos convierten las ondas sonoras en impulsos nerviosos que envían al cerebro. Las ondas sonoras se crean cuando el aire vibra.

El sentido de la audición es un proceso complejo en el que el oído cambia el sonido por señales eléctricas que el cerebro puede interpretar.

La percepción del sonido es un fenómeno complejo que se desarrolla en varias etapas.

En primer lugar, se realiza la captación de las ondas sonoras gracias a la membrana del tímpano.

En segundo lugar, la señal mecánica recogida por el tímpano debe transformarse en impulsos nerviosos, proceso que ocurre en el oído interno.

En tercer lugar, los impulsos nerviosos, a través del nervio auditivo, son enviados al cerebro para ser procesados en la corteza cerebral.

El oído se divide en tres partes para facilitar su descripción: oído externo, oído medio y oído interno.

Oído externo
El oído externo está formado por dos partes: El pabellón auricular y el conducto auditivo externo.
•El pabellón auricular está formado por cartílago recubierto de piel, sus porciones más importantes son el hélix y el lóbulo de la oreja.
•El conducto auditivo externo mide alrededor de 2.5 cm de longitud y se extiende desde el pabellón auricular hasta el tímpano, en este trayecto atraviesa el hueso temporal del cráneo.
•Contiene pelos y glándulas ceruminosas que producen el cerumen, ello dificulta el ingreso de cuerpos extraños o polvo a través del conducto.

Oído medio
El oído medio es una cavidad casi cuadrada, ubicada en el interior de la porción petrosa (peñasco) del hueso temporal.

Las partes del oído medio son:
•La caja timpánica: Ahí se encuentra el tímpano, que es una membrana que vibra al recibir los impulsos sonoros.
•Los huesecillos del oído: Son tres, martillo, yunque y estribo. Trasmiten las vibraciones del tímpano.
•Los músculos de los huesecillos. Fijan los huesecillos para que puedan vibrar sin problemas.
•La trompa de Eustaquio: comunica el oído medio con la faringe. Sirve para equilibrar la presión interna del oído medio.
•Por eso, cuando se viaja en avión, en algunas ocasiones se puede sentir algo de disminución del sentido de la audición.

Oído interno
Es la parte más interna del oído, formado por la cóclea, el órgano del equilibrio y el nervio auditivo.

Una vez que las vibraciones del tímpano se han transmitido a la ventana oval, las ondas sonoras continúan su camino hacia el oído interno.

El oído interno es una intrincada zona de tubos y conductos, conocido como laberinto. En el laberinto se encuentra el vestíbulo y el caracol o cóclea.

DATOS IMPORTANTES SOBRE EL SENTIDO DEL OÍDO
El oído es uno de los sentidos más importantes para comunicarnos los unos con los otros.

Es necesario que conozcamos algunas características importantes para mantener este sentido en forma óptima.

El centro del equilibrio está en nuestro oído

En el oído se ubica el sistema vestibular, que es el encargado de coordinar el equilibrio.

Por este motivo, la mayoría de las veces, los vértigos tienen su origen en el oído, generalmente a causa de alguna alteración de este sistema.

¿Dónde se encuentra uno de los huesos más duros del cuerpo?
Se encuentra en el oído. Es el hueso temporal y protege el oído interno a la perfección.

¿Y el hueso más pequeño?
También se encuentra en el oído. Se trata del estribo, un hueso que mide entre 2.5 y 3 mm y que recibe este nombre por su parecido con el estribo de una silla de montar a caballo.

Éste, a su vez, forma parte de la conocida cadena de huesecillos, compuesta por otros dos huesos diminutos, que son el yunque y el martillo.

El oído nunca duerme
Los oídos están en permanente funcionamiento.

Sin embargo, cuando dormimos, el cerebro inhibe los sonidos que nos rodean para poder dormir plácidamente, y es cuando se produce un ruido diferente al que estamos acostumbrados cuando el oído reacciona.

Éste es un mecanismo de defensa para poder actuar rápidamente en situaciones de alerta.

Cada oído oye cosas diferentes
Algunos médicos especialistas en oído (otorrinolaringólogos) afirman que los dos oídos no oyen por igual los mismos sonidos.

Afirman que el izquierdo percibe mejor la música y el derecho está mejor preparado para escuchar la voz de las personas.

Las palabras sentimentales se recuerdan mejor por el oído izquierdo según un estudio realizado por psicólogos de la Universidad Sam en Houston (Texas)

Consultorio: Jr. Reyes Guerra 394 Moyobamba
Atención: de lunes a viernes de 4 pm a 8 pm.
Celular 999 962 366
Correo electrónico: hperedas@hotmail.com
Fanpage: Héctor Pereda Serna – Pediatra