2 Tormentos bucales frecuentes en niños


Caries dental: Es la pérdida de tejido duro de los dientes, que se manifiesta con la aparición de manchas de color café en muelas y dientes. Su avance produce una cavidad en el esmalte de los dientes, lo que provoca una reacción de dolor ante los cambios térmicos (cuando ingerimos bebidas frías o calientes, o por consumir alimentos dulces, salados o ácidos)

Enfermedades periodontales: Afectan la encía y la estructura de soporte de los dientes. Si no se retira la placa bacteriana y los restos de alimentos, todos los días, con una adecuada técnica de cepillado, además de hilo dental, la placa se endurece y se convierte en sarro. Una de las primeras etapas de esta enfermedad es la gingivitis, la cual es producida por la acumulación de placa bacteriana alrededor del diente y la encía.

Medidas de prevención:
Acudir al dentista para recibir orientación sobre cepillado correcto de acuerdo a la edad y etapa de desarrollo del pequeño.

Antes de la salida del primer diente y después de recibir el alimento, limpiar las encías con una gasa limpia.

Evitar que los bebés duerman con biberón con leche y endulzados.

Consumo moderado de alimentos a base de harinas y azúcares refinados, dulces pegajosos o caramelos, así como de bebidas azucaradas, y después de ingerirlos, realizar un cepillado de dientes.

Reforzar el cepillado diario 3 veces al día, por dos minutos.
Utilizar pasta dental con fluoruro.
Promover el uso de hilo dental.
Visitar al dentista por lo menos cada 6 meses.
No compartir el cepillo dental.
Ante cualquier molestia, acudir al dentista.