El solsticio, Juan Bautista, el Sat Chellah y la magia


Desde hace años, estos días de la Fiesta Iniciática del Sat Chellah (“Discípulo Divino”, nombre del Quinto Grado de Iniciación Mayor) el 22 de junio (también llamado día de la Magia, entendida en su verdadero sentido de MAGisterio) y el solsticio (24 de junio) y se han revelado especialmente luminosos para mí -y estoy seguro que para muchos seres desde hace milenios- favoreciéndome captar en “chispazos” de intuición (siempre basada en la experiencia lógica) algunas verdades superiores. Así, he ido percibiendo las grandes bendiciones que estas fechas reservan a quienes podemos hacer conciencia de su Luz, evocando aquel sabio enunciado hermético: “Como es arriba, es abajo”…

En ese sentido, las sabias civilizaciones de la antigüedad daban cuenta -con magnos festivales- de su verdadera UNIÓN (Yoga) con el universo y con sus ciclos. Por ejemplo los Druidas (Sabios Iniciados, Guía de los Celtas) y en Perú, los Incas, con el INTI RAYMI y más cercanamente en el Cristianismo, la celebración del día de SAN JUAN BAUTISTA.

Revisemos pues, los valiosos datos, ofrecidos en la vasta literatura de los Maestres Dr. David Juan Ferriz Olivares y Dr. Serge Raynaud de la Ferrière (ver: www.magnanet.org):

El primer autor nos refiere: “El Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière aclara que Solsticio viene del latín solstitium, de sol y stitium. Stitium que indica la idea de detener algo que está en movimiento. Se refiere a los dos momentos estáticos del ciclo solar…Nos recuerda que en Macchu Picchu en el Perú, existe la piedra vertical del Intihuatana, en que “se detiene el nuevo sol que nace” en la Tradición Incaica. Ahí la fiesta del Inti Raymi de los incas, se hace en honor de la cima vertical del solsticio. Como está en el hemisferio austral donde el invierno comienza en junio, se realiza seis meses después de lo que se realiza en el hemisferio boreal.”

Por otra parte, en relación al simbolismo del Día de San Juan Bautista, el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière aporta muy interesantes y profundos conocimientos:

“Por último el signo del Arquero (San Juan, aquel que anuncia, el que predica, la aspiración divina, la Fe, el fuego sagrado) es caracterizado por el elemento FUEGO…”

También aporta el investigador colombiano Nicolás Quiles: “La celebración que corresponde entonces al solsticio de verano (para el norte), es una celebración relacionada con el fuego, con el fuego en movimiento, o fuego móvil, que es la manifestación material más cercana al mundo espiritual. En el cristianismo, se asigna el solsticio de verano a San Juan Bautista, por su nacimiento. En el evangelio de Lucas se narra que María, días después de la Anunciación visita a Isabel, su prima, que estaba en su octavo mes de gestación, también llamado mes de LAS CANDELAS, ya que Zacarías anuncio el nacimiento de San Juan encendiendo hogueras para avisar a sus vecinos la buena nueva y se ubica esto justamente seis meses antes del nacimiento de Jesús. Es curioso aquí que se celebra el nacimiento de San Juan Bautista, cuando en el resto de los casos se celebra la muerte y no el nacimiento de los santos. Pero, no extraña que esto se haya hecho a posta, a fin de que ambos solsticios se celebraran nacimientos, en el de verano, el nacimiento de San Juan y en el de invierno, el de Jesús.”

Por otra parte, la Fiesta Iniciática del Quinto Grado de Iniciación Mayor, el “Sat Chellah” (Discípulo Divino) corresponde a los Maestros que aquí, pasan a formar parte de la Agartha Shanga (Asamblea Suprema que Guía al mundo) definida por el Más Digno Maestre Sun Wu Kung como la “CORRIENTE REAL DE LAS CONSCIENCIAS LIBERADAS”. Este Discipulado Celeste y Superior pide, según el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares que:

“No solamente hay que obedecer [al Maestro], hay que imitar sus realidades esenciales y superiores, como bien dicen los psicólogos Jean Piaget y Gabriel Tarde, una imitación comportamental, una percepción de la realidad como enseña el Discipulado de la Jñana [Saber] que va produciendo un acomodamiento al mundo exterior, consciencial y existencialmente, como los bhumis [Estados de Existencia del Saber], lo cual no impide llegar a la propia autenticidad [del Discípulo] y al encuentro con la verdadera ecceidad (hecceidad) de la Misión a cumplir para el descubrimiento del hombre trascendental.”

Finalmente, respecto a la Magia, reinan muchos malos entendidos e incomprensiones, por ello aclaramos con estos sabios que:

La magia para las gentes en general son los “trucos” fantásticos, el conejo dentro del sombrero, la caja que divide personas, etc. sin embargo verdaderamente: “La Magia o “Magisterio” es la verdadera “Maestría”, la Ciencia de los Maestros que no está permitida más que a los verdaderos Iniciados (www.magnanet.org). No obstante, en el plano práctico, puede sobreentendérsela como una hiper-física o una hiper-química.”
“La Magia (de “Magisterio”) consiste en captar y canalizar las fuerzas radiantes magnéticas, eléctricas, gracias a la ley de las afinidades, de las simpatías, de las analogías y de las correspondencias. La Magia consiste en la Maestría de los elementos, elementarios, elementales; consiste en “atraer” y “concentrar”, a fin de perfeccionar sus mejores fuerzas para dirigirlas hacia una acción más eficaz.” “Es la Ciencia de aquí abajo, el control que puede ejercer el ser humano sobre los elementos…”