CRÓNICAS SALUDABLES: SÍNDROME DE GUILLAIN-BARRÉ


Estamos recibiendo información a diario sobre el Síndrome de Guillain-Barré, hay información de nuevos casos en muchas regiones del Perú y el Ministerio de Salud está trabajando arduamente sobre esta enfermedad. Nuestra misión como trabajadores de salud es orientar adecuadamente a la población para evitar pánico o alarma innecesarios. Por eso, desde esta Crónica Saludable, les ofrecemos información sobre el tema.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE GUILLAIN-BARRÉ?
Es una enfermedad del sistema nervioso que incluye un conjunto de trastornos autoinmunes caracterizados por una parálisis flácida simétrica, rápidamente progresiva de las extremidades con disminución marcada o ausencia de reflejos debido a que el sistema inmunitario del cuerpo ataca el sistema nervioso periférico.

De una u otra forma, los nervios no pueden enviar las señales de forma eficaz; los músculos pierden su capacidad de responder a las órdenes del cerebro y este recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo.

El resultado es la incapacidad de sentir calor, dolor y otras sensaciones, además de paralizar progresivamente varios músculos del cuerpo y causar problemas en la respiración.

El pronóstico es generalmente bueno, con más del 90% de los enfermos con recuperación total o casi completa un año después del inicio de la enfermedad.

Desde los inicios del siglo XIX, se recogen en la literatura médica informes sobre cuadros de entumecimiento con debilidad que evolucionaban por un período corto y tenían una recuperación espontánea. La mejor descripción del síndrome de Guillain Barré (SGB) en esa época se le atribuye al francés Jean Baptiste Octave Landry de Tesilla, quien en 1859 describe cinco casos de pacientes con hormigueo distal y debilidad ascendente después de un cuadro febril, decaimiento y dolor que progresó a la parálisis en tres semanas y terminó en muerte por falla respiratoria; introdujo el término parálisis aguda ascendente, postula que la condición se producía después de otras enfermedades y que tenía una mortalidad del 20 por ciento.

La incidencia del síndrome de Guillain-Barré es de 0.89 a 1.89 casos por 100 000 habitantes por año con predominio del género masculino.

La incidencia se va incrementando con la edad, variando desde 0.62 casos por 100 000 habitantes/año en el rango de edad de 0 a 9 años, a 2.66 casos por 100 000 habitantes/año en el rango de edad de 80 a 89 años.

Esta enfermedad puede aparecer en el curso de varias horas, varios días o puede requerir hasta 3 o 4 semanas. Está comúnmente asociado a procesos infecciosos, aunque hay pocos trabajos concluyentes de esta hipótesis.

La mayoría de las personas llega a la etapa de mayor debilidad dentro de las 2 primeras semanas de la aparición de los síntomas y, para la tercera semana de la enfermedad, un 90 % de los pacientes está en su punto de mayor debilidad. La recurrencia (volver a presentar la enfermedad) es en extremo rara y la muerte puede ocurrir en alrededor del 4 % de los pacientes.

SINÓNIMOS:
•Polineuropatía inflamatoria desmielinizante
•Polineuritis aguda postinfecciosa
•Parálisis ascendente de Landry
•Síndrome de Guillain-Barré-Landry
•Síndrome de Guillain-Barré-Strohl

¿CÓMO SE ORIGINA ESTA ENFERMEDAD?

Hay pocas ideas claras respecto a la causa de esta enfermedad. Lo que se conoce hasta ahora es que el sistema inmunitario del organismo ataca a sus propios tejidos destruyendo la cobertura de mielina que rodea a las neuronas (células nerviosas) de los nervios periféricos. Cuando esto ocurre, los nervios son incapaces de transmitir señales con eficiencia. Por ello los músculos comienzan a perder su capacidad de responder a las señales nerviosas, las cuales deberían transportarse a través de la red nerviosa.

El cerebro también recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo, produciendo una incapacidad de sentir las texturas, el calor, el dolor y otras sensaciones que trae como consecuencia la recepción de señales inapropiadas que producen cosquilleo de la piel o sensaciones dolorosas.

Debido a que las señales que van y vienen desde y hacia los brazos y las piernas han de recorrer largas distancias, son las más vulnerables a la interrupción. Por tanto, la debilidad muscular y la sensación de cosquilleo aparecen inicialmente en las manos y en los pies y progresan en sentido ascendente, hacia arriba.

Se sospecha que cuando el síndrome de Guillain-Barré va precedido de una infección viral, el virus posee en su interior, componentes similares a las de ciertos segmentos de las proteínas que conforman la mielina, por lo que los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario para destruir las células infectadas por el virus podrían también atacar las bandas de mielina, por lo que el sistema inmunitario las trata como células extrañas.

También es posible que el virus haga que el propio sistema inmunitario sea menos discriminador acerca de qué células reconoce como propias, permitiendo a algunas de estas células inmunológicas, como ciertas clases de linfocitos, atacar la mielina.

En cerca del 82% de los casos diagnosticados hay presencia de infecciones de vías respiratorias agudas o gastrointestinales que van de una a cuatro semanas antes de la aparición de los síntomas, por lo que es considerada una enfermedad pos infecciosa.

Hay estadísticas que señalan que aproximadamente el 75% de los pacientes sufrieron una infección aguda (usualmente respiratoria o gastrointestinal) previa a la aparición del síndrome.

Sin embargo, hay eventos mencionados como detonantes en el 2-4% como cirugías, trasplantes, seroconversión al VIH, leucemia, aplicación de fármacos como: penicilinas, estreptoquinasa, captopril, danazol y heroína, y, por último, el embarazo, entre otras causas probables.

En enero de 2016 se asociaron casos del síndrome con el virus del zika, debido al aumento de casos del virus en América Central y del Sur y los casos de síndrome de Guillain-Barré; en Puerto Rico se confirmó que un paciente enfermo de zika desarrolló el síndrome de Guillain-Barré. En febrero de 2016, un estudio realizado durante un brote en la polinesia francesa, confirmó la existencia de asociación entre infección por virus Zika y el síndrome de Guillain-Barré.

Los efectos laterales dependen de la condición del enfermo. El infectado se debilita por la infección, y otras enfermedades pueden encontrar oportunidad para desarrollarse

Hasta mañana. La segunda parte..

CUADRO CLÍNICO
La inflamación de la mielina (cubierta de las células nerviosas o neuronas) en el sistema nervioso periférico lleva rápidamente a la parálisis flácida, con o sin compromiso del sensorio (incapacidad de sentir sensaciones).

La distribución es comúnmente ascendente, afectando primero a los miembros inferiores. Los pacientes sienten debilidad en las piernas (piernas de hule) con o sin adormecimiento u hormigueo.

La enfermedad progresa a brazos o a los músculos de la cara en horas o días. Frecuentemente los nervios de la cabeza están afectados, lo que origina dificultad en el movimiento de los ojos, produciendo visión doble, dificultad para tragar o deglutir.

La gran mayoría de pacientes requiere hospitalización y aproximadamente el 30% requiere ventilación asistida. El dolor también es frecuente, especialmente en los músculos debilitados (los pacientes normalmente lo comparan con el dolor experimentado a causa del ejercicio intenso). Son auto limitantes (se limitan solos) y deben ser tratados con analgésicos comunes.

DIAGNÓSTICO
Puede ser difícil diagnosticar el Síndrome de Guillain-Barré en sus primeras etapas, puesto que varios trastornos tienen síntomas similares, por lo que los médicos deben examinar e interrogar a los pacientes y sus familiares cuidadosamente antes de hacer el diagnóstico.

Se debe observar si los síntomas son simétricos, la velocidad con la que aparecen los síntomas (en otros trastornos, la debilidad muscular puede progresar a lo largo de meses en vez de días o semanas), los reflejos (especialmente el reflejo de la rodilla) usualmente desaparecen. Se debe analizar el líquido cefalorraquídeo puesto que éste va a poseer un contenido de proteínas muy superior al normal.

TRATAMIENTO
No hay una cura específica, y el manejo consiste en tratamientos que reducen la gravedad de los síntomas y aceleran la recuperación en la mayoría de los pacientes.

Por lo general, la plasmaféresis y el tratamiento con altas dosis de inmunoglobulinas son la terapia de elección. Ambos son igualmente eficaces, pero la inmunoglobulina es más fácil de administrar.

La plasmaféresis es un método mediante el cual se saca sangre entera del cuerpo y se procesa de forma que los glóbulos blancos y rojos se separen del plasma. Las células de la sangre se devuelven luego al paciente sin el plasma, el cual el organismo sustituye rápidamente.

La parte más crítica del tratamiento consiste en mantener el cuerpo del paciente funcionando durante la recuperación del sistema nervioso. Esto puede requerir a veces colocar al paciente en un ventilador mecánico, un monitor del ritmo cardíaco u otras máquinas que ayudan a la función corporal.

La necesidad de estos equipos complejos es una de las razones por la que los pacientes con síndrome de Guillain-Barré son tratados generalmente en los hospitales, a menudo en la sala de cuidados intensivos. En el hospital, los médicos también pueden detectar y tratar muchos problemas que pueden surgir en cualquier paciente paralizado.

A menudo, incluso antes de que comience la recuperación, se les dan instrucciones a las personas que cuidan a estos pacientes para que muevan manualmente las extremidades de los pacientes para ayudar a mantener flexibles y fuertes los músculos. Posteriormente, a medida que el paciente comienza a recuperar el control de las extremidades, comienza la terapia física.

PRONÓSTICO
• Aproximadamente el 80% de pacientes se recupera completamente en un período de unos pocos meses a un año.
• El 5 al 10% se recuperan con invalidez grave.
• La muerte sobreviene aproximadamente en el 4% de los pacientes.

PREVENCIÓN
Para evitar su propagación, el MINSA ha recomendado lo siguiente:
• Lavar las manos con agua y jabón sin ningún objeto en los dedos y muñecas.
• Evitar comer en lugares donde no se preparen los alimentos con higiene.
• Lavar las frutas y verduras con mucho cuidado antes de comerlas.
• Si hay debilidad muscular en las piernas o brazos, acudir al establecimiento de salud más cercano.

PERSONAS QUE HAN SUFRIDO ESTE SÍNDROME
En el último tiempo salieron a la luz algunos casos de personas con el síndrome de Guillain – Barré como lo fueron:
• Óscar Washington Tabárez, entrenador de la selección de Uruguay
• Travis Frederick, jugador de fútbol americano para los Dallas Cowboys de la NFL
• Jorge Novak, obispo argentino
• Fabiana Araujo, ex modelo argentina y conductora del programa Donna Moda
• Gabriela Trenchi, modelo
• Sabine Moussier, actriz mexicana
• Diomedes Díaz, cantante y compositor colombiano de música vallenata
• Karina Braun, conductora de TV venezolana
• Beat Anton Rüttimann, constructor de puentes
• Gustavo José Pena Casanova, apodado «El Príncipe», músico uruguayo
• Scott McKenzie, cantante.
• Markus Babbel, ex futbolista alemán

Hasta la próxima semana…
Pueden sugerir temas a tratar, a través del correo electrónico o al whatsapp del celular que figura al pie de este artículo.
Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA
PEDIATRA
Consultorio: Jr. Reyes Guerra 394 Moyobamba
Atención: de lunes a viernes de 4 pm a 8 pm.
Celular 999 962 366
Correo electrónico:
hperedas@hotmail.com
Fanpage:
Héctor Pereda Serna – Pediatra