San Martín ocupa el segundo lugar de vacunación a nivel nacional


En el marco del gran Barrido Nacional de Vacunación promovida por el Ministerio de Salud, la región San Martín ocupa el segundo lugar de manera sostenible dentro de la estadística nacional realizada del 01 al 09 de junio del año en curso, con un avance del 48.4%.

La descriptiva también muestra que en San Martín se vacunaron a más de 74 mil niños y niñas menores de 2 a 11 años de edad, teniendo como meta vacunar contra el sarampión, rubéola, parotiditis y poliomielitis a 170 mil 207 niños y niñas.

Se informó, que este resultado es gracias al trabajo articulado que viene desarrollando el Gobierno Regional de San Martín con la Dirección Regional de Educación, a través de las Unidades de Gestión Educativa de cada provincia, y el trabajo arduo del personal de las brigadas de salud, quienes coordinan estrechamente con los gobiernos locales.

Las actividades del Barrido Nacional de vacunación tienen como finalidad garantizar la protección de las niñas y niños en el Perú de las enfermedades como el sarampión, rubeola, parotiditis y la poliomielitis del 1 al 30 de junio de este año.

Según la Norma Técnica de Salud que establece el Esquema Nacional de Vacunación, donde se define el barrido como una actividad complementaria de vacunación masiva, que se realiza con el objetivo de desarrollar una barrera sanitaria en un determinado ámbito geográfico. Se desarrolla utilizando diferentes tácticas de vacunación: casa por casa, puestos fijos y móviles.

Cabe precisar que la vacunación casa por casa es la táctica por excelencia y el ámbito de su ejecución puede ser distrital, provincial, regional o nacional. Su aplicación comprende a toda la población objetivo, a quienes se administrará la vacuna sin considerar su estado vacunal previo.

En la región San Martín, personal especializado del sector seguirán con la tarea de vacunación; visitando Instituciones Educativas de los niveles inicial y primaria así como al Programa No Escolarizado de Educación Inicial (PRONOEI), además de acudir casa por casa.

¡Por un San Martín sin polio ni sarampión!