CRÓNICAS SALUDABLES: ACNÉ


El acné (también conocido como granos, espinillas o “barros”) es un cuadro muy frecuente en el crecimiento.

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan, se obstruyen con grasa y células muertas de la piel.

A menudo, ocasiona la aparición de “comedones”, que son puntos negros o granos, y suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros.

Los niños tienen acné por los cambios que se producen durante la pubertad, el momento cuando el cuerpo de los niños comienza a sufrir los cambios que los convertirán en adultos.

Cualquier persona puede tener acné, pero es común en los adolescentes y los adultos jóvenes. No es grave, pero puede dejar cicatrices.

Nadie sabe exactamente cuál es la causa del acné.

Es probable que los cambios hormonales, tales como los que ocurren en la adolescencia o el embarazo, tengan alguna relación con su aparición.

Existen muchos mitos acerca de las causas del acné.

Con frecuencia se culpa al chocolate y las comidas grasosas, pero en la mayoría de los casos hay pocas evidencias de que la comida tenga algún efecto sobre el acné. Otra creencia común es que la piel sucia puede favorecer el acné; sin embargo, los puntos negros y las espinillas no son producto de la suciedad.

El estrés no produce acné, pero puede empeorarlo.

FACTORES PRINCIPALES, SIGNOS Y SÍNTOMAS
Hay cuatro factores principales que causan el acné:
•Producción excesiva de grasa (piel grasosa)
•Obstrucción de los folículos pilosos con grasa y células cutáneas muertas
•Bacterias (infecciones)
•Exceso de actividad de un tipo de hormonas (andrógenos)

Los signos y síntomas del acné varían según la intensidad del trastorno:
•Comedones cerrados (poros tapados)
•Comedones abiertos (poros abiertos)
•Irregularidades sensibles rojas y pequeñas (pápulas)
•Granos (pústulas) que son pápulas con pus en la punta
•Nódulos: bultos grandes, sólidos y dolorosos que están debajo de la superficie de la piel
•Lesiones quísticas (quistes): bultos dolorosos, llenos de pus que están debajo de la superficie de la piel

Cuando el acné se hace presente, se recomienda:
•Acudir al médico
•Evitar la automedicación
•Mantener la piel muy limpia
•Limpiar la piel con suavidad
•No tocarse la piel
•Evitar el sol

ALIMENTOS QUE CONTRIBUYEN A UN BUEN ESTADO DE LA PIEL:
•Alimentos con un índice de glucosa bajo (por ejemplo, el pan de trigo integral, castañas, coliflor y pepinos) ayudan a reducir el número de granos del acné.
•El zinc que está presente en huevos, carne, hongos, pescados y mariscos, puede ayudar a la piel a recuperarse del molesto acné.
•La vitamina A favorece la curación del acné, por lo tanto, deben añadirse a la dieta la zanahoria, col y espinaca.

MITOS SOBRE EL ACNÉ
LA MEJOR MANERA DE TERMINAR CON EL ACNÉ ES REVENTAR LOS GRANOS
FALSO: Algunas personas recomiendan este procedimiento (suponiendo que, si se revientan los granos, se notarán menos y se curarán más rápido), pero están equivocadas.

Reventar o apretar los granos hace que los gérmenes penetren más profundamente en la piel, lo que podría provocar un enrojecimiento mayor, dolor, e incluso una desagradable infección. Y al reventar los granos, podrían formarse cicatrices, que tal vez permanezcan toda la vida.

COMER COMIDAS FRITAS O CHOCOLATE PUEDE PROVOCAR ACNÉ
FALSO: El chocolate que se ingirió ayer o la porción de pizza de la semana pasada no son responsables del grano que apareció hoy en la cara.

La causa del acné no es lo que se come, pero esto no significa que se puede comer toda la comida chatarra que se desee.

Según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, no hay evidencia médica que asocie una dieta rica en grasas con la aparición de acné.

Pero es muy aconsejable adoptar una dieta sana rica en frutas, verduras, cereales y mucha agua para depurar el organismo y que la piel luzca radiante.

EL ESTRÉS PROVOCA ACNÉ
FALSO: El estrés normal de todos los días no causa acné.

Si se está atravesando un período especial de estrés en la vida (exámenes finales, una mudanza o el divorcio de los padres), es factible que la piel produzca más grasa, o sebo, pero eso no significa que se tengan más granos.

Según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, los malos hábitos que se adoptan en épocas de estrés agravan el acné, como hacer desarreglos con la alimentación, tocarse la cara con frecuencia y descuidar la limpieza de la piel.

EL ACNÉ ES ASUNTO DE LOS ADOLESCENTES
FALSO: Aunque esta afección está presente en un cuarto de los jóvenes de entre 19 y 24 años, cada día es más frecuente entre la población adulta e infantil.

De hecho, una de cada tres mujeres mayores de 25 años lo padece.

Existe acné del recién nacido, del lactante, del escolar.

Hasta mañana, la segunda parte

Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA
PEDIATRA
Celular 999 962 366
Correo electrónico: hperedas@hotmail.com
Fanpage: Héctor Pereda Serna – Pediatra