Bogarín vs Noriega en Competitividad Regional


La Competitividad Regional está íntimamente relacionada con el desarrollo económico y social de las regiones en el Perú, por lo tanto refleja la calidad de vida que tiene su población en este caso de una región. El Instituto Peruano de Economía (IPE), año a año viene mostrando los resultados de sus mediciones de un conjunto de Indicadores, mostrando en ellos que regiones son más competitivas y en qué aspectos son mejores que otras; este artículo está basado en esas mediciones llamadas INCORE de los años 2014, 2018 y 2019, con el objetivo de comparar los resultados de gestión de los anteriores gobernadores regionales al final de sus respectivos mandatos y también como recibe estos indicadores el nuevo gobernador Bogarín, con la esperanza que sean mejorados.

El ex Gobernador de la región San Martín Cesar Villanueva dejó la competitividad de la región San Martín, a nivel de las 24 regiones del país, en el puesto 14 en el año 2014 fin de su mandato. Cinco (5) años después en el año 2018 (aquí se incluyó en la medición del Índice de competitividad Regional a la región Lima provincias, por lo que en ese año se tuvo 25 regiones), el otro ex Gobernador Víctor Noriega dejo la competitividad de la región un puesto más abajo, el puesto 15. Ahora, comparando entre lo que nos dejaron ambos gobernadores al final de sus mandatos por Pilares, el resultado es el siguiente: En Educación, Noriega empeoró, bajo cuatro (4) ubicaciones, dejándonos en el puesto 22; En el Entorno Económico, Noriega empeoró, bajo dos (2) ubicaciones, dejándonos en el puesto 19; Pilar Laboral, Noriega empeoró, bajo cinco (5) ubicaciones, dejándonos en el puesto 15; En Salud, Noriega mejoró una (1) ubicación, dejándonos en el puesto 11; En Infraestructura, Noriega mejoró una (1) ubicación, dejándonos en el puesto 18; A nivel de Instituciones, Noriega nos dejó igual no hubo mejoras.

Después de cinco meses de empezado su mandato el gobernador Pedro Bogarín, tenemos los siguientes resultados de los Indicadores de Competitividad Regional 2019 que acaba de publicar (3 de Junio 2019), el IPE en la que de manera global bajamos un punto ubicándonos en el puesto 16 a nivel nacional de 25 regiones. Por pilares: Infraestructura: puesto 14; Educación: puesto 19; Entorno Económico: puesto 16; Laboral: puesto 17; Salud: puesto 16; Instituciones: puesto 6. En este último año esto se debe principalmente a la disminución del empleo formal, incremento de anemia, aumento de la criminalidad y menor ejecución de la inversión pública. Si bien, se superaron a las otras regiones de selva como Ucayali y Loreto, pero la región San Martín fue superada largamente por la región Madre de Dios, ubicada en el puesto 6, 10 y 9 en los años 2014, 2018 y 2019 respectivamente. Como podemos observar la competitividad de la región, de manera general, sigue bajando, a nueve (9) puesto de ser la región con menor competitividad a nivel nacional, es increíble como una región con tantas potencialidades humanas, turísticas, hidroenergéticas, forestales, ganaderas, agroindustriales, en acuicultura, mineras y petroleras, estemos tan mal ubicados en competitividad. Reciba pues Gobernador Pedro Bogarín esta información para tomar cartas en el asunto que la población sanmartinense espera mucho de su gestión.