CONGRESISTAS SIN RASTRO


Por: Alonso Aguilar Mori

Crítica es la situación en nuestro país en una semana convulsionada iniciada el domingo por un fuerte sismo que ocurrió el pasado domingo, con el pasar de los días la situación ha empeorado, y no necesariamente por el mencionado desastre natural.

El terremoto político que vive nuestro país es inevitable más aún con el señalado y criminalizado Congreso de la República por su actuar anti democrático en los últimos años.

Con una actitud que busca velar por intereses de terceros y no de los ciudadanos peruanos en general; peruanos que hoy por hoy nos encontramos verdaderamente indignados con el actuar tan pésimo de los mal llamados padres de la patria.

Uno se pregunta, ¿Dónde están los Congresistas por San Martín?; Rolando Reátegui, César Villanueva, Gilmer Trujillo y Esther Saavedra son nuestros representantes en el poder legislativo, sin embargo, en lo que va del tiempo transcurrido en sus periodo se han convertido casi en fantasmas congresales, ya que no se les encuentra rastro alguno.

Más aún en su decepcionante y casi nula participación en el sismo de 8.0 del pasado fin de semana, tuvieron que pasar casi 48 horas para que recién entonces sepamos si estaban realizando algún tipo de gestiones para las zonas afectadas en la Región San Martín.

No es cuestión de solo “tomar conocimiento” de lo sucedido, “golpear” lo indebido, renunciar a lo asumido o simplemente no existir para nadie, nuestra región al igual que el resto del país vive momentos complicados, pues la clase política hoy por hoy no está cumpliendo su verdadera labor para la cual fue electa.

Nuestros congresistas solo nos recuerdan cada vez que necesitan un baño de popularidad en zonas críticas, o cuando desean de forma sedienta nuestro tan querido y anhelado voto para ellos; el juego por supuesto ya se les acabo luego que se aprobara en el pasado referéndum que los congresistas tampoco podrían reelegirse.

De los cuatro mencionados uno está por tener una situación legal realmente complicada en el futuro, pese a ser testigo protegido, el segundo pese a haber sido gobernador regional y dos veces primer ministro parece haberse distraído en temas netamente políticos vinculados a la capital de la república y que de vez en cuento voltea a mirar a la región; ni que hablar del tercero quien muchos de nosotros desconocemos cual es la verdadera labor que viene realizando en el poder legislativo; la cuarta y última miembro de este cuarteto para el olvido casi siempre es esclava de sus propias palabras derrochando un espectáculo bochornoso dentro y fuera del parlamento nacional con intervenciones que casi siempre son un show desagradable de ver.

Usted mi estimado lector tiene el poder en sus manos, el voto es la principal herramienta para castigar a políticos que le dan la espalda a los idéales que formaron y por los cuales fueron realmente elegidos, sin lugar a dudas este parece ser el peor congreso en lo que va de la historia de nuestro país, así como parece que los actuales congresistas por nuestra región son los que menos han estado presentes en los asuntos de interés en un departamento que aún se encuentra en desarrollo y con grandes aspiraciones a salir adelante.

Que grande sea el castigo para ese cuarteto de malos congresistas que parece solo responden a sus propios intereses y no a los de sus paisanos que creyeron en ellos y sus propuestas, no existe traición más grande en un político que el darle la espalda a su propio pueblo, pueblo que pese a las reiteradas llamadas de atención a sus legisladores, estos siguen siendo indiferentes para con nosotros y nuestro desarrollo.

¡Qué se vayan todos!