SOBRE DEPORTES Y EJERCICIOS


ES PELIGROSO COMENZAR A HACER EJERCICIO EN LA TERCERA EDAD
Se ha demostrado que la actividad física regular mejora el estado funcional y la calidad de vida de los adultos mayores, para quienes se recomienda al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada 5 días a la semana.

La actividad física regular puede ser beneficiosa para muchas enfermedades no transmisibles frecuentes en los adultos mayores (enfermedades cardiovasculares, artrosis, osteoporosis, hipertensión), así como para prevenir las caídas.

También se ha demostrado que mejora la salud mental y la función cognitiva de los adultos mayores y que contribuye al tratamiento de trastornos como la ansiedad o la depresión.

La vida activa suele proporcionar a los adultos mayores ocasión de hacer nuevas amistades, mantener sus redes sociales e interactuar con otras personas de todas las edades.

El médico de confianza juega un papel fundamental
Es muy importante conocer el estado real de salud para afrontar las limitaciones antes comentadas, que varían en cada persona y que dependen de dos factores: las enfermedades que padece o ha padecido y la práctica previa de algún deporte.

Previo chequeo médico y una visita al cardiólogo, no hay problema. No hay una edad para empezar.

A MÁS EJERCICIO, MEJOR RESULTADO
Depende. No es aconsejable los excesos.
Se puede padecer de vigorexia, un trastorno de la personalidad que debería ser evaluado por un especialista y que consiste en forzar el crecimiento muscular para verse en el espejo.

LA “BARRIGA” SE BAJA CON ABDOMINALES
Con lo único que se baja esa barriga exagerada es con un plan nutricional adecuado.
Con el ejercicio se logra fortalecer la pared abdominal que está debajo de esa grasa. No se logra bajar ni un gramo sin una buena nutrición. Es una mentira grande como una casa.

Si no hay dieta previa, esa “barriga” no se va a modificar, aunque se haga 1000 abdominales por día.

Para bajar la “barriga”, hay que mantener la dieta (fibras, frutas y verdura), hacer ejercicio aeróbico (caminar, correr, etc.).

Uno de los mitos que más se escucha es que “si se hace abdominales se endurece la grasa”, pero lo que se hace es fortalecer las paredes del abdomen y así se haga abdominales la grasa se mantendrá.

Repetimos, la única forma de bajar es con ejercicio calórico y una buena dieta.

La clave para mantenerse en forma es la nutrición
El ejercicio físico sirve para hacer más consumo calórico; entre más el cuerpo se mueva, más va a consumir calorías y obviamente se gastarán las reservas energéticas.

EL MEJOR MOMENTO PARA REALIZAR EJERCICIO ES POR LA MAÑANA
Este es un mito muy extendido, aunque en esta ocasión se trata de una “verdad a medias”: el mejor momento para hacer ejercicio es aquel en el cual se pueda realizar de forma consciente y pueda convertirse en un hábito.

Es indiferente el momento del día, ya sea mañana, tarde o noche.

Aunque, por otro lado, existen estudios que sugieren que realizar ejercicio físico a primera hora de la mañana puede ser más efectivo a la hora de perder peso. Los estudios solo sugieren, no afirman.

LAS BEBIDAS DEPORTIVAS SON UNA BUENA OPCIÓN PARA REHIDRATARSE
Aunque el marketing afirma que una bebida deportiva es mejor que el agua para la rehidratación, la realidad es que estas bebidas son una fuente de azúcar y agua.

En su lugar, los expertos recomiendan usar tan solo agua para la rehidratación, y usar alimentos con alto contenido proteico tras un entrenamiento, ya que las proteínas ayudan al crecimiento muscular.

¿LOS NIÑOS DEBEN HACER EJERCICIOS?
Por naturaleza, los niños tienen mucha energía. No paran quietos. No hay necesidad de perder tiempo ni energías enseñándolos a tener actividad física. Ya están muy activos.

Los niños en edad escolar deben acumular al menos 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa para garantizar su desarrollo saludable.

¿LOS JÓVENES DEBEN HACER EJERCICIOS?
La actividad física de los jóvenes está disminuyendo en todo el mundo, y sobre todo en las zonas urbanas pobres.

Se calcula que más de dos terceras partes de los jóvenes no tienen una actividad física suficiente para beneficiar su salud y bienestar actuales y futuros.

Esta reducción se debe en gran medida al aumento del sedentarismo.

Por ejemplo, los jóvenes cada vez van menos al colegio andando o en bicicleta y pasan demasiado tiempo viendo la televisión y jugando con la computadora o utilizándola con otros fines, a menudo a expensas del tiempo dedicado a la actividad física y los deportes.

La educación física y otras actividades físicas realizadas en la escuela también están disminuyendo.

Cabe destacar que los hábitos de actividad física y los modos de vida saludables adquiridos durante la infancia y la adolescencia tienen más probabilidades de mantenerse a lo largo de toda la vida.

Por consiguiente, la mejora de la actividad física en los jóvenes es imprescindible para la salud futura de todas las poblaciones.

CORRER CON PESAS EN LAS MANOS O EN LOS TOBILLOS, AYUDA A PERDER MÁS GRASA Y TONIFICA LOS MÚSCULOS”.
Físicamente nada parece indicar que cuando se pone peso en alguna de las extremidades, se pierda más peso o se tonifiquen los músculos, al contrario, las articulaciones al poco tiempo comienzan a sufrir las consecuencias.

Por lo tanto, esta idea no es cierta.

Hasta la próxima semana…

Pueden sugerir temas a tratar, a través del correo electrónico o al whatsapp del celular que figura al encabezado de este artículo.