Gestantes con anemia tienen riesgo de tener un bebé prematuro


Debe recibir una alimentación variada y rica en hierro todos los días

Las mujeres que han planificado convertirse próximamente en madres deben cuidar su alimentación a fin de prevenir la anemia, enfermedad que incrementa el riesgo de presentar complicaciones como no concluir satisfactoriamente el embarazo o tener un bebé prematuro con bajo peso.

“Una embarazada con anemia tiene mayor riesgo de tener aborto o hemorragias. Al estar con las defensas bajas está más expuesta a contraer diversas enfermedades e incluso puede morir durante el parto o el puerperio. Su producción de leche disminuirá y su bebé no estará bien alimentado. Son muchos los riesgos”, sostuvo Sandoval.

Agregó que durante la gestación el bebé requiere también una alta dosis de hierro para desarrollar distintos procesos en su organismo. Si la madre no cuenta con este mineral en la cantidad adecuada este nacerá con bajo peso y menor talla.