Chazuta: ¿la nueva ruta del cacao?


Por razones personales y profesionales suelo visitar Chazuta para realizar investigación en temas históricos y obtener información para los artículos que publico en este diario y he podido comprobar que existe una dinámica económica tremenda a partir del cultivo del cacao y donde la Cooperativa Agraria Allima Cacao juega un rol fundamental en la cadena.

Allima Cacao es el resultado de la cooperación entre Alianza Cacao Perú, la organización PRISMA, la Dirección Regional de Agricultura San Martín –unidad ejecutora del Gobierno Regional y su proyecto Cacao– y el Instituto para el Desarrollo Sostenible de la Amazonía –IDSA, este que ejecuta el proyecto “Intervención integrada para el incremento de las oportunidades productivas y comerciales de los actores débiles de la cadena productiva del cacao en el distrito de Chazuta”, financiado por el Gobierno de las Islas Baleares a través de Foment al Desenvolupament Económic Social de Balears – España. Pero como los chazutinos son agradecidos expresan la gratitud que tienen al ex Programa de Desarrollo Alternativo y a la Comisión para el Desarrollo y Vida sin Drogas, que también han sido factores claves para su consolidación. Nobleza obliga.

En mi visita a Chazuta, a través George Flores Garazatúa, presidente de la Cooperativa y que conduce el jardín clonal del proyecto de la DRASAM, me informé de la participación del Instituto para el Desarrollo Sostenible de la Amazonía, que lidera el Ing. Roberto Acuña Marín, se centra en el apoyo a 223 pequeñas familias productoras de la Cooperativa Agraria Allima Cacao. La concepción de la propuesta consiste en el fortalecimiento de la producción orgánica, su inserción en el mercado para la comercialización del cacao como producto orgánico solidario con el sello de “Comercio Justo”.

El Ing. Roberto Acuña Marín, presidente de IDSA, destaca que el proyecto tiene tres componentes: el fortalecimiento de la producción orgánica y de la organización y la vinculación sostenida con los mercados internacionales. Sin embargo, quiero resaltar la filosofía del proyecto cuando una de las razones es el “incremento de las oportunidades productivas y comerciales de los actores débiles de la cadena productiva del cacao en el Distrito de Chazuta”. ¡Este es el tema! Porque debemos romper el esquematismo de la “competitividad” y dar oportunidad a todos dentro del concepto del desarrollo humano, paradigma establecido por Amartya Sen.

La Agencia de Desarrollo Económico San Martín, de la DRASAM, ha propuesto que en las pasantías que se programen se incluyan a los buenos productores y también a quienes están todavía obteniendo bajos rendimientos. Démosles las oportunidades a todos, que generará una nueva cultura en el campo, donde los productores son nuestros socios, y ya no “nuestros beneficiarios”, como ha sugerido el Ing. William Boris Gallegos Mendoza, experto en proyectos productivos. La Revolución Productiva, como lo promueve el gobernador Pedro Bogarín, debe ser también una revolución conceptual y una nueva manera de entender el proceso del desarrollo en el campo.

En la próxima visita que hagamos a Chazuta, que ya se ha consolidado como la nueva ruta del cacao en la Región San Martín, con los expertos de la Agencia de Desarrollo Económico San Martín verificaremos el avance de las acciones que ejecuta IDSA con Allima Cacao y aprovecharemos la ocasión para disfrutar de un delicioso chocolate; de ese cacao orgánico con el que los chazutinos van a conquistar el mundo. [Asociación Comunicando Bosque y Cultura –Comunicando].