Interno pide un justo proceso


Guillermo Barandiarán Siancas, abogado del interno

Jesús Manuel Dávila Segura (25), autorizó a su abogado para que pidiera una revisión exhaustiva de su caso, está interno en un penal esperando una sentencia de cadena perpetua por un delito que no habría cometido. Según su abogado él aceptó, haber sido participe de un acto de tocamientos indebidos, pero que curiosamente la fiscalía le está imputando el delito de violación sexual, por lo que está solicitando cadena perpetua.

El caso es muy delicado, puesto que, por medio esta una menor y su familia; sin embargo, el pedido también es justo, ya que según el abogado Pedro Guillermo Barandiarán Siancas, abogado del interno, no se habría seguido el adecuado proceso. Para el hombre de leyes existen graves y fundados elementos que confirmarían un vicio de parte de la fiscalía responsable de las investigaciones.

Los antecedentes de este caso es amplio, primero Barandiarán Siancas señalan que todo inicia el último 8 de marzo del 2018, cuando Jesús Manuel Dávila Segura, es detenido y conducido a la Comisaria de la Mujer, producto de una denuncia de presuntos actos contra el pudor, en la modalidad de tocamientos indebidos, en contra de una menor.

“Ahí fue maltratado por dos efectivos de esa dependencia quienes utilizaron un celular para grabarlo, acusándolo de violador y otros adjetivos, ese material, sin una opinión legal y sin conocerse bien el tema, fue entregado por estos dos policías a la prensa”, dijo.

El abogado afirma que luego, el 10 de marzo de ese mismo año, se hace presente la fiscal Lilian Lizarraga, quien junto a la abogada de oficio Carla Castillo, le habían coaccionado a su patrocinado a firmar un acta de acuerdo provisional de terminación anticipada de proceso con confesión sincera, con una pena a aplicarse de 19 años de pena privativa de la libertad efectivas. “Sin embargo en el proceso, la fiscalía no había cumplido con presentar dicha acta a tiempo, perdió valioso tiempo, ante hecho anulamos dicha acta porque era totalmente irregular”, dijo Barandiarán Siancas.

Ante esto, durante el proceso el abogado se había negado aceptar el acta de terminación anticipada, esa según el hombre de leyes había sido razón para que la fiscalía cambie la figura legal de tocamientos indebidos a violación sexual, “a pesar de que existe y en expediente figura legal, que el resultado médico legista practicada a la menor arroja que no requiere descanso médico, no existe signos de desfloración, no existe signos de actos contra natura”, dijo el abogado.

Añadió que además su patrocinado si aceptó haber participado de un mal acto, por cierto, de actos contra natura, lo cual se le aplicaría la condena respectiva, “pero no lo que no aceptamos es que el cambio de la figura legal de parte de la fiscalía es ahora cambiarla a violación sexual, por lo que solicita cadena perpetua, un acto a todas luces irregular, porque no se siguió el debido proceso, y no se ha tomado en cuenta el resultado médico legista, practicado a la menor. Por lo que pedimos solo un juicio justo”, añadió. (gofa)