Mesa técnica de Palma Aceitera San Martín-Loreto solicita reconocimiento oficial


En la reunión inaugural de la Mesa Técnica Regional de Palma Aceitera de San Martín y Loreto del presente año, la directiva en pleno acordó solicitar a los gobiernos regionales arriba indicados, su reconocimiento oficial para aunar esfuerzos y criterios de trabajo y enfocar problemáticas en relación a su comercialización e industrialización. En la actividad se trató el tema de los Biocombustibles en el Perú, resumen de actividades y trabajos fitosanitarios del 2018, en beneficio del desarrollo sostenible de este cultivo.

Asimismo, se concertó la elaboración del Plan Regional de Competitividad y Sostenibilidad de la Palma Aceitera en San Martín-Loreto, acorde a los lineamientos de la Política Nacional Agraria y del PSPO, desarrollar un Plan de Acción para controlar la diseminación del complejo anillo rojo-hoja pequeña y marchitez sorpresiva en las plantaciones y viabilizar la adquisición de feromonas y herbicidas (DICUAT) para su control, siendo la provincia de Tocache la elegida para una próxima reunión que se desarrollara en la quincena de julio del presente año.

Ledgar Arévalo Díaz presidente de este grupo de trabajo encargado de recibir toda la información cuantitativa y cualitativa del proceso participativo y elaborar y redactar propuestas de acciones que satisfaga la demanda detectada para enviarlas a las diferentes regiones para su posterior validación expresó que la palma aceitera es un producto alternativo muy rentable porque se trata de una planta finca que produce todo el año. “Los productores se han puesto como meta alcanzar 250 mil hectáreas de sembríos de palma aceitera para el año 2019, con el fin de cubrir todo el mercado nacional”, dijo.

Al acto asistió el gobernador regional de San Martín, Pedro Bogarín Vargas, quien realizó una exposición sobre este cultivo, señalando que el mismo genera desarrollo de los pueblos donde se cultiva, proponiendo pilotos de producción en las provincias de Juanjuí y Bellavista, para ser cultivadas en zonas degradadas, enfatizando que los cultivos de palma se desarrollan en zonas agrícolas, y no en bosques primarios.

Por su parte José Revilla Vuelot, director regional de Agricultura, unidad ejecutora del gobierno regional de San Martín, lanzo una propuesta para fortalecer la operatividad de este espacio con la participación articulada de las instituciones públicas y privadas con los gobiernos locales con el objetivo de planificar, gestionar y monitorear las actividades orientadas a fortalecer y mejorar la competitividad de la cadena.