Frutos secos, escudos contra el deterioro cognitivo


Esta es una opción que, además de deliciosa, es muy saludable, ya que representa una excelente fuente de ácidos grasos omega 3 y 6, fitoesteroles y tocoferoles con actividad de vitamina E. El contenido de ácidos grasos saludables como el omega 3 y los fitoesteroles puede ayudar a disminuir los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés), popularmente conocido como “colesterol malo” y proteger del riesgo cardiovascular

De acuerdo a Gustavo González Aguilar, profesor de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), la vitamina E es uno de los principales antioxidantes presentes en estos frutos. La vitamina E y otros antioxidantes pueden ayudar a contrarrestar el envejecimiento por diferentes mecanismos, principalmente el envejecimiento asociado a los radicales libres.

Agregó que los frutos secos son ricos en flavonoides, precursores de neurotransmisores que ayudan a preservar la memoria y que están relacionados con efectos protectores contra el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.

Por su parte, Heliodoro Alemán Mateo, investigador de la Coordinación de Nutrición del CIAD, indicó que, si bien la ingesta de estas oleaginosas representa una buena opción para una colación saludable por su contenido de nutrientes y fitonutrientes, su elevado contenido de lípidos o grasas debe de considerarse y no comerlos en cantidades elevadas. Lo que sí sabemos es que las personas que consumen nueces más de cuatro veces por semana tienen menor riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular”. Sin embargo, puntualizó que, para un control más específico, sería conveniente acudir con un nutriólogo para que el consumo de nueces quede integrado en el aporte calórico total de la dieta.