Cáncer de próstata es el que más crece


En el Perú, el cáncer se ha convertido en la primera causa de muerte. Cada año se detectan más de 66 mil nuevos casos y 33 mil personas fallecen debido a que las neoplasias se detectan en estadios avanzados, disminuyendo las probabilidades de tratamiento y curación.

Según el informe de la Agencia Internacional e Investigación sobre el Cáncer, Globocan 2018, la neoplasia que más afecta a los peruanos es la de próstata, seguida de mama, estómago, colon y cuello uterino. “Pese a que el cáncer de próstata es totalmente prevenible, es el que más creció en el mundo. En el Perú, se presentan anualmente unos 7,500 casos nuevos y tres de cada 10 hombres mueren por la enfermedad”, advirtió Raúl Velarde, director médico de la Liga Contra el Cáncer.

Velarde refirió que en su etapa inicial, el cáncer de próstata no presenta síntomas. Cuando ya está en una etapa más avanzada, puede ocasionar problemas al orinar, como un flujo urinario lento o la necesidad de miccionar con mayor frecuencia, sobre todo en las noches, así como sangrados, debilidad o dolores en las caderas, aunque estos síntomas también pueden indicar una hipertrofia benigna de la próstata.

PREVENCIÓN TEMPRANA
La probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer aumenta con la edad. Sin embargo, cada vez hay más casos en que se presenta en varones de 40 años de forma muy agresiva. “Esto se debe a que los genes supresores de células malignas, con los años, bajan su efectividad de defensa, aunque también puede ser por otras razones. La única forma de determinar cuándo ocurre esto es haciendo los exámenes de próstata”, señaló el médico.

A partir de los 40 años es recomendable que los hombres se realicen el estudio con el antígeno prostático específico (PSA), pero, además, es necesario el tacto rectal. “A los hombres les incomoda este examen. En la consulta aún hay mucho tabú. Los varones se hacen el examen de sangre, pero no quieren hacer el tacto rectal, cuando debe hacerse como una rutina todos los años”, dijo Velarde.

Explicó que hacerse solo este examen o solo el tacto rectal no tiene validez, pues cada prueba por sí sola no arroja un resultado fiel. “Muchas veces, el marcador de sangre puede tener un resultado bueno y en el tacto se detecta un cáncer avanzado. A veces también hay falso positivo y con el tacto, se descarta un cáncer. Por eso, es necesario hacerse los dos exámenes”, insistió.

El especialista señaló que, aunque algunos varones prefieren la ecografía transrectal, ese es un método poco efectivo para la prevención del cáncer y se usa con más frecuencia cuando el hombre ya presenta síntomas de alguna enfermedad prostática.

En el caso de tener la enfermedad, la opción de un tratamiento antiprostático oral efectivo es alta si el cáncer está en una etapa temprana. Si está en una fase más avanzada, los tratamientos incluyen cirugía o radioterapia.

“La gente no tiene cultura de hacerse detección temprana y en eso hay mucho que trabajar. No hay que esperar a tener síntomas, hay que hacerse los chequeos cuando uno está bien para seguir estando bien, pues cuando ya hay síntomas, es porque el cáncer tiene muchos años”, manifestó. PERÚ 21