CRÓNICAS SALUDABLES


HAY QUE ESPERAR UNA HORA DESPUÉS DE COMER PARA BAÑARSE…
¿Quién no ha estado sentado frente a la piscina tras haber comido viendo pasar las manecillas del reloj? La tradición dice que hay que esperar varias horas para bañarse después de haber ingerido alimentos. Concretamente, esta idea se basa en la teoría de que la digestión provoca que el estómago use sangre que, normalmente, tendría como destino los músculos. Esto provocaría que, al nadar, aumentara el riesgo de tener un calambre.
No hay estudios que sustenten esta idea. Por el contrario, los calambres se producen debido a la actividad física, y no por tener el estómago lleno. Por ello, si sufrimos una crisis de calambre muscular, mejor es esperar a que pase y evitar culpar a la digestión.

EL CUERPO TARDA VARIOS AÑOS EN DIGERIR UN CHICLE…
Esta afirmación es totalmente falsa ya que el cuerpo simplemente no puede digerir un chicle. Por ello, éste se mantiene intacto tras su paso por el estómago hasta que es expulsado. Con todo, no se debe tener miedo a que, como se suele escuchar, se pegue en los intestinos.

TOMANDO VITAMINAS SE MANTENDRÁ SALUDABLE…
Décadas de investigaciones científicas sobre las vitaminas no han encontrado ninguna justificación para nuestro hábito multivitamínico, y en algunos casos, las vitaminas en realidad se han asociado con un mayor riesgo de padecer cáncer.

SE DEBE BEBER OCHO VASOS DE AGUA AL DÍA…
No hay ni una sola evidencia médica que indique que una persona necesita beber esa cantidad de agua. Evidentemente hay que aportar a nuestro organismo el líquido vital, pero cada persona tiene una composición física y metabólica diferente, por lo que cada persona necesita una mayor o menor cantidad de agua.

Todos los excesos son malos… y beber agua en exceso puede conducir una intoxicación, pero ocho vasos al día no son demasiados. No sabemos el porqué de esta cantidad, ya que nadie puede decir de dónde salió esta recomendación. Lo que sí sabemos es que, para las personas sanas, beber ocho vasos de agua diarios no tiene ningún efecto positivo evidente.

Sin embargo, aquí hay una pizca de verdad (al igual que con todos los mitos). Si bebes mucha agua no sientes la necesidad de consumir otras bebidas en su lugar, que son mucho peores. Por ejemplo, las bebidas con alto contenido de azúcar aumentan nuestra ingesta de calorías hasta niveles peligrosos.
El mejor consejo es beber agua cuando tengas sed, a menos que tu médico te recomiende lo contrario.

EL “EMPACHO” ES UNA ENFERMEDAD…
CIERTO. Pero en medicina se le conoce como “dispepsia”, que es una enfermedad caracterizada por una digestión laboriosa e imperfecta. La palabra empacho, proviene del francés antiguo (empechier), que se traduce como indigestión.

EL AZÚCAR PROVOCA LA DIABETES…
Otra creencia muy extendida es que el consumo de azúcar en exceso conduce a la diabetes, pero la verdad es mucho más complicada. La diabetes tipo 1 (o juvenil) es totalmente genética y no es causada por la dieta en absoluto. La diabetes tipo 2 es causada tanto por factores genéticos como por el estilo de vida. Se considera que ciertas bebidas azucaradas son culpables de aumentar el riesgo de diabetes, pero no tanto por el contenido de azúcar si no por el alto número de calorías. La obesidad y los malos hábitos alimenticios, suponen un mayor riesgo para la diabetes que el azúcar propiamente.

TOMAR UNA COPA DE VINO TINTO TODOS LOS DÍAS AYUDA AL CORAZÓN…
VERDADERO. Está demostrado que tomar dos copas de vino tinto diariamente puede disminuir los factores de riesgo. Por ejemplo, baja un poco el colesterol y produce vasodilatación. Es favorable para algunos pacientes. Pero de ninguna manera es una medicina, ni se receta como tal.

LA SAL ENGORDA…
FALSO. No engorda, aumenta el volumen circulante de agua en la sangre, lo cual puede someter a trabajos excesivos a los riñones y al corazón, pero si los riñones funcionan bien entonces la sal no da mayor problema; si no funcionan bien, la sal provoca edema (acumulación de agua) y se aumenta de peso por la retención de líquidos, pero el peso no es lo mismo que la grasa corporal.

Hasta la próxima semana…
Pueden sugerir temas a tratar, a través del correo electrónico o al whatsapp del celular que figura al pie de este artículo.
Consultorio: Jr. Reyes Guerra 394. Moyobamba

Atención: de lunes a viernes de 4 pm a 8 pm. Celular 999 962 366
Correo electrónico:
hperedas@hotmail.com
Fanpage: Héctor Pereda Serna – Pediatra