La Era del Espíritu Santo (del Pensamiento)


 

En estos días que se vive un sentimiento de renovación y reinicios, nos inspira meditar compartiendo las diferentes enseñanzas de esperanza para el mundo, enseñanzas que describen la Era que estamos comenzando a experimentar (desde su inicio matemático en 1948) y que en los futuros siglos se establecerá como la tan anunciada -en todas las culturas de la antigüedad- “Edad de Oro”, de Paz, o la Era y Reino del Espíritu Santo (Tercera Persona de la Divinidad en el Cristianismo, denominado epistemológicamente para el mundo actual como EL PENSAMIENTO en la Trilogía: VIDA-FORMA-PENSAMIENTO, propuesta por el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, que explica más tangiblemente al Padre, Hijo y Espíritu Santo de los siglos anteriores).

En ese sentido, recordamos algunas menciones de cómo se manifestará esta Era del Espíritu Santo. Por ejemplo el autor antes mencionado, en su calidad de Instructor Mundial orienta que:

1) “LA UNIÓN CON LA GRAN COLECTIVIDAD ES EL REINO DEL ESPÍRITU SANTO, LA CONSCIENCIA UNIVERSAL, EL TERCER ESTADIO DEL ABSOLUTO (VIDA-FORMA-PENSAMIENTO).”

Ello implica que en esta Era la humanidad deberá aplicarse más conscientemente a vivenciar las características de TRASCENDENCIA (“El Descubrimiento del Hombre y la Mujer Trascendentales” indicado como el acontecimiento máximo de esta Era) En otras palabras, en esta época, cada persona necesita orientarse a descubrir y explotar sus potenciales individuales en bien de la colectividad y del medio ambiente, convirtiendo así estos potenciales en VERDADERO TALENTO y realizando pues su “unión con la gran colectividad” en donde todos realicemos la MISIÓN SUPERIOR que hemos venido a cumplir en este gran sistema viviente de la tierra.

2) Para ello es indispensable que se cumpla también aquello que prescribió en el siglo XIX el sabio Abad Louis Constant:

“CUANDO CAIGAN LOS ÚLTIMOS ÍDOLOS, CUANDO SE ROMPAN LAS ÚLTIMAS CADENAS MATERIALES DE LAS CONCIENCIAS, CUANDO LOS ÚLTIMOS MATADORES DE PROFETAS Y CUANDO LOS ÚLTIMOS AMORDAZADORES DEL VERBO, SEAN CONFUNDIDOS, VENDRÁ EL REINO DEL ESPÍRITU SANTO.”

Esto significa que la idolatría del MATERIALISMO causado por la IGNORANCIA (“rechazo al saber”) y sus hijos como la CORRUPCIÓN generalizada, el miedo, el fanatismo y el escepticismo caigas a manos de la SUPREMACÍA DEL ESPÍRITU, más allá de los dogmatismos religiosos que infectan a todas las culturas de oriente y occidente. Ello conllevará la confusión de los “matadores de profetas”, quienes tratan de matar a los Grandes Iniciados en la Cruz del sarcasmo y la ironía, favorecidos por la ignorancia del vulgo y de sus gobernantes “políticos”. En fin, “los últimos amordazadores del verbo” son quienes hoy monopolizan los medios de comunicación y mantienen sumida en la INACTIVIDAD MENTAL a la humanidad, ilusionada pensando que “es libre” dentro de la “matrix” de pensamiento único, materialista y uniformizante.

3) Todo lo anterior se conjuga cuando sabemos que el establecimiento del Reino del Espíritu Santo, será realizado indispensablemente, con el seguimiento y cumplimiento generalizado en las colectividades de las Directrices (Su Pensamiento-Espíritu Santo) dadas por el CRISTO en su Segunda Venida (venida realizada físicamente el 18 de enero de 1916 en París-Francia) anunciada por todas las religiones denominándolo: Mesías (Judaísmo), MADHI (Mahometanismo), MAITREYA (Budismo), CRISTO REY (Cristianismo), KALKI AVATAR (Hinduísmo), etc. y que ahora muchos seres reconocemos en la Persona y Pensamiento del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, dentro de la Obra de su Exégeta y Apóstol del Saber el Dr. David Juan Ferriz Olivares (ver: www.magnanet.org) extendida por el mundo.

Esta Obra viene a CORONAR el cumplimiento cabal del Pensamiento del Cristo en su Primera Venida, que no fue posible establecerlo en su autenticidad debido a las grandes deformaciones propiciadas por el oscurantismo de la Era anterior:

“JESÚS CONSTRUYÓ UN MÉTODO ESPIRITUAL ACTIVO PERO FRACASÓ EN UNA MISIÓN DE CONSTRUCCIÓN POSITIVA Y EL “HIJO DEL HOMBRE” [EL DR. SERGE RAYNAUD DE LA FERRIÈRE] SE MANIFIESTA POSITIVAMENTE POR UNA ACCIÓN CONCRETA EN EL MUNDO MATERIAL PERO SIN RENOVACIÓN ESPIRITUAL (MANTENIMIENTO DE LA ESPIRITUALIDAD TRADICIONAL, COMPLETAMIENTO TOTAL DE LA MISIÓN CRÍSTICA).”

“Recordemos que el Avatar de la Era de los Peces (el Cristo Jehsú) se manifiesta durante la Época “negativa” (cierre de los Colegios de Iniciación) y que él fue crucificado, mientras que el Avatar de la Era Aquarius (“Hijo del Hombre”) simbolizando el signo del Hijo del Hombre en el Zodíaco (el Aguador) en tanto que Cristo Rey sería glorificado en esa Época “positiva” (apertura de los Colegios Iniciáticos).”

De esta manera se cumplirá también lo que intuyó proféticamente el Santo Cristiano JOAQUÍN DE FIORE: “LA ERA DEL ESPÍRITU SANTO”, pese a los pequeños “errores” de precisión y detalles, pero que influyó en pensadores como Lessing, Comte, Fichte, Hegel, Schelling, Krasinsky y Merejkowsky. Como bien lo señala el sabio rumano Mircea Eliade (1962):

“La idea central de Joaquín, la entrada inminente del mundo en la tercera época de la Historia, que será la ÉPOCA DE LA LIBERTAD, [“QUE RENOVARÁ Y COMPLETARÁ LA HISTORIA”], YA QUE SE REALIZARÁ BAJO EL SIGNO DEL ESPÍRITU SANTO, tuvo una repercusión considerable…Joaquín de Fiore reintroduce en el cristianismo el mito arcaico de la regeneración universal. Cierto es que no se trata ya de una regeneración periódica y repetible indefinidamente. Y no es menos cierto que Joaquín concibe la tercera época como el reino de la libertad, bajo la dirección del Espíritu Santo, lo que implica una superación del cristianismo histórico y, como última consecuencia, LA ABOLICIÓN DE LAS REGLAS Y LAS INSTITUCIONES EXISTENTES.