Región San Martín: Los presidentes del CTAR, antes que exista el GORESAM


Carlos Guillena

Juan Carlos del Aguila 

Por: Julio Quevedo Bardález

La región San Martín elegirá este domingo 9 de diciembre, su quinto gobernador regional a través de las urnas, con los candidatos Walter Grundel (APP) y Pedro Bogarín (AR).

La región San Martín, nace por un referéndum en febrero de 1991, cuando el congreso de mayoría aprista 195-1990, quiso desmembrar la región, y producto de eso se dio la consulta popular ganando abrumadoramente la región Autónoma con un 69.47%.

Aunque el gobierno fujimorista nuncadio una verdadera descentralización, frenando los ímpetus descentralistas, creó lo que se llamó los CTAR (Consejo Transitorio de Administración Regional), centralizando todo el poder desde Lima.

Presidentes del CTAR
El primer presidente del CTAR, fue Sergio Guerra Chombo, quien fue el último presidente del CORDESAM (Corporación Departamental de Desarrollo San Martín), el gobierno fujimorista al implementar los CTAR, desmembró las CORDEs.

Gonzalo Villavicencio. Fue el segundo presidente del CTAR San Martín, falleciendo trágicamente en un accidente aeroportuario en Picota en 1995.

Hector Valcarcel. tercer presidente CTAR, cuyo mandato fue hasta 1997.

En 1998, sorprende el nombramiento como cuarta presidenta del CTAR de Yolanda Rojas, .

En 1999 hasta la finalización del gobierno fujimorista, estuvo Juan Carlos del Águila, como quinto presidente.

Sexto presidente: En el gobierno de Valentín Paniagua (2000-2001) estuvo el Ing° Guillermo Vásquez.

El séptimo y último presidente del CTAR fue Carlos Guillena, en el gobierno de Alejandro Toledo.

El mismo presidente Alejandro Toledo, propone la Ley Marco de Descentralización que es aprobada en el Congreso de la República, y el octubre del 2001, se realizan las primera elecciones regionales, sin segunda vuelta.

En una incipiente democracia, valió el esfuerzo, aunque la región San Martín en su primer año de “autogobernarse”, solo tuvo 30 millones de soles anuales de presupuesto, situación que fue mejorando debido a la ley Fideicomiso, donde se obtuvo porcentajes por aranceles que venían de las exoneraciones tributarias.