Reforma total a través de una Constituyente nos hace falta


Son dos las situaciones por las cuales este domingo 09 de diciembre, en la mayoría de regiones del país, nos vemos todos los ciudadanos a acudir una vez más a las urnas para emitir nuestros votos secretos. Dos opciones de agrupación política: “Acción Regional”, que postula como candidato a gobernador regional, al doctor Pedro Bogarín, que tiene mayor seriedad y credibilidad en sus propuestas; “Alianza para el Progreso”, que postula al empresario Walter Grundel, que varios años en la administración del municipio tarapotino, no supo aprovechar para conocer a fondo los problemas de cada una de las 10 provincias y sus 77 distritos.

La segunda situación es el anhelo de reformas que urge al país y que muy pusilánimemente el gobierno de Vizcarra propone cuatro reformas: renovación judicial en el marco del ex Consejo Nacional de la Magistratura; correcta administración del dinero en relación a los partidos políticos; la no reelección inmediata de los congresistas y la no bicameralidad, para que no aumente en el legislativo más gente incompetente que absorben una gran riqueza económica del país.

Sobre la primera situación en cuanto a los gobiernos regionales, es un gran reto y una grande obligación para el gobernante que salga elegido. Todos los trabajadores estatales están esperando ya por muchos años una deuda social que todos los gobernadores anteriores no supieron lidiar para extraerle al gobierno central presupuestos cuantiosos y dignos para ser pagados de una manera justa y equitativa a los trabajadores.

En el caso de los maestros por ejemplo que se les debe una deuda social por preparación de clases, se especuló mucho sobre esta deuda como que se tiene que volver a recalcular, desconociendo las resoluciones que estipula el monto respectivo, y sobre esta realidad respectiva no debe haber ya ningún otro cálculo numérico, porque de hacerse realidad esto, se estaría atentando contra el derecho del trámite resolutivo ganado por los maestros.

Además las administraciones regionales anteriores siempre cayeron en un tremendo burocratismo y en el pesado legajo de trámites. Mucho trámite por parte de los maestros a exigencias del gobierno regional y a promesa última incumplida por esta administración noriega que prometió mientras era candidato, que en su gestión, al docente se le pagará su deuda social sin que realice de por medio ningún previo trámite. Nada de esto se cumplió, al contrario, últimamente el gobierno regional ha vuelto a pedir a los docentes copias del DNI y voucher, para que el pago de la deuda social que le corresponda vaya directamente al número de su cuenta, como si ellos a través de la DRE no tuvieran registrados todos los datos de ese maestro.

En cuanto a las reformas que el presidente Vizcarra viene proponiendo, las tres primeras deben ser un rotundo SI. Mientras que la última debe ser también un rotundo NO. Pero sobre estas cuatro probables reformas, que en el fondo pueden convertirse únicamente en parches, mientras no se haga un trabajo completo de reformas a través de todos los dispositivos de la Constitución.

No puede ser posible que a través de la Constitución hecha por la dictadura mafiosa y criminal de Alberto Fujimori, se esté proponiendo cuatro reformas, cuando lo ideal sería la totalidad de reformas de todos los articulos de la Constitución, y para esto lógicamente se requiere una nueva asamblea constituyente, donde esas cuatro propuestas de reforma, en el fondo puede convertirse como antesala para una asamblea constituyente, pero también puede convertirse en un triste remiendo cuando se cambian solamente las formas, pero en el fondo se estaría pudriendo lo mismo que hoy con autoridades judiciales fácilmente compradas por delincuentes, con autoridades del legislativo fuertemente blindados y con un largo desfile de impresentables que llegaron al Congreso por ese mal sistema llamado “arrastre”, es decir, donde nadie a la vez votó por él o por ella, pero al ganar una agrupación o el partido respectivo, éste le arrastró a ese candidato sin ningún mérito hasta el Congreso.

Por eso es que tenemos en ese recinto gente sin estudios completos de primaria y con tremendos antecedentes judiciales, que nunca les tocó el mínimo castigo, por eso son reincidentes a cometer mil y tantas atrocidades.