Tecnología de impresión tridimensional revoluciona la cirugía


Ubicado en el centro médico de Houston (Texas), el más grande del mundo, Lazarus 3D reproduce copias personalizadas de órganos y tejidos humanos impresos en tres dimensiones (3D) a partir del estudio que hacen de una tomografía o una resonancia magnética del paciente en plazos que a veces no superan las 24 horas.

Este método permite a los médicos simular una operación quirúrgica compleja con la copia exacta del órgano del enfermo, y prepararse antes de operarlo. Las piezas, impresas en varios tipos de silicona, imitan las propiedades mecánicas de los órganos humanos y las características de los tejidos con un alto nivel de detalle, incluyendo la estructura de los tumores que pudiera tener un paciente.

“Adaptamos las propiedades de cada órgano para que sean suaves, elásticos o rígidos, con la consistencia que tiene un tejido humano”, comentó a Efe el científico y empresario estadounidense Jacques Zaneveld, fundador de Lazarus 3D.