Fecha: 14 de septiembre, 2018 - 5:05 am

Despilfarro


Según la RAE, despilfarro es o significa; malversación, dilapidación, derroche, dispendio, etc, por lo que nos obligamos a endilgarle al ciudadano Walter Grundel Jiménez, pretendiente al cargo de gobernador Regional en las próximas elecciones del 07 de Octubre, el mote de malversador o también derrochador.

Habrá quienes piensan que las personas adineradas pueden hacer con su dinero lo que les venga en gana , este razonamiento es relativamente cierto; solo que para obtener el manto de la racionalidad o sea; lógica, coherencia, proporción, sensatez y cordura, se requiere demostrar que ha sido una acción cabal, inteligente es decir; razonable; Preguntemonos con el corazón en la mano; si seriamos capaces de convocar a casi un millar de conductores de mototaxis en algún lugar de Tarapoto, o la Bda de Shilcayo, en fin donde quiera que sea, y colocándolos en fila entregarle a cada uno de ellos una suma de dinero por un servicio determinado, que no es otro que el uso del vehículo que utiliza como herramienta de trabajo, en favor mío; es decir a mi servicio, con un fin previamente acordado, por un total que fluctúa entre los 20 a 30 mil soles?.

No poseemos la ignota facultad de la adivinación, pero sí somos capaces de hacer cálculos, como por ejemplo; somos mayoría en Tarapoto los hombre y mujeres que, No obsequiaríamos 40 o 50 soles a cada conductor de mototaxis por participar en un raid por las calles de la ciudad a la zaga del vehículo que me transporta, en la pretensión de hacerle creer a la población; que me siguen en caravana porque creen en mis promesas, porque piensan que soy el mejor, el más inteligente el más guapo y el que los salvará del caótico estado de cosas en el que nos debatimos. Esta “estrategia” de pagar gente necesitada de auxilio económico urgente, para que; como contraparte; SIMULEN una “preferencia” por mi candidatura; debió florecer como una mala hierba, en el cerebro carcomido por los microbios de la ignorancia y la estupidez de un gran imbécil.

Estamos en la obligación de asumir que; ningún ciudadano de esta urbe, se ha tragado esta barbaridad en el convencimiento absoluto de que aquí, no han nacido, ni residen débiles mentales.

Dos señeras Instituciones del Gobierno Central en nuestro medio, que hasta hoy, han actuado en el marco de la Corrección, la Imparcialidad y la Honestidad, respetando meticulosamente las normas que las rigen; probablemente intervengan en la mayor brevedad.

El JNE; en aplicación a los instrumentos sancionadores conferidos, por los cuales; la dádiva la prebenda, la compra vergonzosa de la conciencia cívica, están totalmente prohibidos en los eventos electorales que se realizan en el Perú.

La SUNAT, el máxime ente recaudador del Estado, debería exigir perentoriamente a; Walter Grundel Jiménez, la presentación de las fracciones de los talonarios correspondientes a las Boletas por los pagos realizados a los transportistas por el servicio prestado. Dura lex sed lex.

Que la población de emitir su voto, aquí en la Región San Martín el día 07 de octubre, acuda a los Centros de Votación que les corresponde con la frente en alto, consciente de la importancia que reviste esa acción cívica por medio de la cual cada uno de los Samartinenses habrá de contribuir a la trasparencia y pureza de los comicios que nos ofrecen la magnífica oportunidad de arrojar a la vera del camino; lo inservible, lo viciado que la práctica de la politiquería, prima hermana de la corrupción ha instalado prejuiciosamente en la Administración Publica, de este muy amada y sufrida Patria.