No estamos preparados


El fuerte viento y la lluvia de ayer en la ciudad de Tarapoto demostró, una vez más, que no estamos preparados ante las inclemencias del tiempo.

En menos de una hora, se registró una tragedia en Tarapoto, que felizmente no acasionó pérdidas humanas, aunque las pérdidas materiales, en algunas viviendas, ha sido de consideración, a esto se une el problema presentado en el servicio de energía eléctrica que tuvo que cortarse por el peligro que representaban las calaminas de los techos de las viviendas que quedaron encima de los cables de alta tensión.

Otro de los temas que no podemos dejar de mencionar, es la implementación de un centro cultural en Tarapoto. En todas las campañas electorales municipales y regionales, escuchamos la promesa de la creación de este espacio para la provincia de San Martín.

Con mucha pena veíamos cómo las estructuras de la Feria del Libro y Expresiones Culturales, montada en la plaza de Armas de Tarapoto se venían abajo, causando pérdidas a las editoriales y artistas que se hicieron presentes en la Feria.

Este tipo de desastres que se han vivido en anteriores versiones de la Feria, nos dan la lección (que no se aprende) de esta gran necesidad de crear este espacio, que puede servir para diversas actividades culturales en Tarapoto.

Además, de todo lo ocurrido, debemos ver con preocupación que estos fenómenos son consecuencia de la destrucción que hacemos al medio ambiente a diario. Demos una mirada a nuestros comportamientos: personas que arrojan basura en las calles, los árboles que cortan para hacer chacras, construir más viviendas o asfaltar calles; la contaminación de los ríos. Todas estas actitudes desencadenan en terribles cambios del clima, como el calor excesivo, las lluvias inesperadas y los vientos huracanados de vivimos hoy. Tomemos conciencia.