Fecha: 20 de agosto, 2018 - 3:45 am

Propuestas que merecen mayor discusión


‘En nuestros primeros 100 días de gobierno, vamos a emitir una Ordenanza Regional, legalizando estos tramos’, Dr. Oscar Cabrera, candidato fujimorista, en referencia a legalizar la circulación de mototaxis a lo largo de la Fernando Belaunde Terry, -desde Naranjos a Tocache- si bien es cierto es una propuesta para la tribuna y pensada en cosechar votos, hay que aclarar que colisiona con las normas nacionales del MTC; sin embargo, pareciera que la lógica que lo impulsa es ‘en campaña todo vale’. En todo caso es menester indicar que estamos, en efecto, ante una problemática regional, que desde luego debe ser abordada, pues el motokar constituye una herramienta de trabajo con altísimo uso en la Amazonía peruana. Una forma de abordarlo sería con el acondicionamiento de los laterales de la Fernando Belaunde Terry, también se podría formalizarlos, de tal manera que paulatinamente puedan adquirir otro tipo de unidades de transporte, más rápidas y más seguras; la tarea es sacarlos de la informalidad, convertirlos en sujetos de crédito, eso perfectamente posible; es decir, el reto no está en administrar la pobreza, sino en cómo sacar de la pobreza a miles de compatriotas que están atrapados en la informalidad y el subempleo. Lo primero es un acto de maquillaje, lo segundo de justicia social. Otra propuesta, tal vez menos populista, pero con dosis de estrambotismo, es la del candidato APP-Alianza Para el Progreso, Walter Grundel, me refiero a la idea de adquirir una ‘ambulancia aérea’, se entiende que está proponiendo adquirir un helicóptero para el traslado de enfermos de diversos puntos de la región a los principales nosocomios de las ciudades. La propuesta en sí no está mal, suena bonito, y seguro apuntó a conseguir votos del sector rural; sin embargo hay que ser realistas, ¿justificará la compra de un helicóptero por parte del GORESAM para atender emergencia sanitarias?, o será mejor pisar tierra y concentrar los esfuerzos de la administración regional en implementar con recursos humanos y logísticos la vasta red de postas médicas que tenemos en San Martín; y si la preocupación es el ámbito rural, pues mantener las vías de acceso en buen estado es crucial, así como garantizar la presencia de personal de salud y los implementos respectivos. Finalmente no olvidar que la mejor política en materia de salud, es la implementación de políticas de prevención. El Dr. Adler Oliva, que acompaña, como candidato a vicegobernador en la fórmula regional de APP, declaró en un medio televisivo sobre la necesidad de construir colegios y postas en el bosque de protección Alto Mayo, algunos le saltaron a la yugular, otros lo defendieron y más de uno por lo menos lo ha mirado con escepticismo y duda; lo cierto es que el tema de los ocupantes de las zonas de protección exigen atención de Estado, demandan precisamente educación y salud, en el caso concreto de BPAM-Bosque de protección del Alto Mayo, la posición es frontal, nada de colegios, nada de centros de salud; los defensores de la primera opción lógicamente lo encabezan los ocupantes del área protegida y cuentan en las ciudades con aliados básicamente vinculados a sectores de las Rondas Campesinas, el argumento central es que la educación y la salud es un derecho universal y no se debe restringir a nadie; en la segunda opción se alistan los que defienden el derecho a la conservación, básicamente de las fuentes de agua. En materia electoral, los ocupantes de las áreas de conservación pueden votar en masa por un candidato que les ofrezca escuelas, carreteras y hospitales, mientras que los que ocupamos las ciudades, no teniéndolo como un tema central, el voto es dispersado. Para bien o para mal tres propuestas que merecen ser analizadas, debatidas y discutidas a profundidad; además sería importante, que sobre estos temas, todos las candidatos marquen posición.