Bienvenido Doctor José Garagatti


En el transcurso de nuestras existencias, en el cotidiano quehacer de los pobladores de una comunidad se dan ocasiones en las cuales es grato hacer reminiscencias de vivencias y sucesos que por su intensidad y significado recordamos al cabo de algunos años, con tan sólo contactar en el presente, con esas personas que en pretéritos tiempos fueron actores, conjuntamente con nosotros de momentos ya grabados en la memoria de nuestra comunidad.

Los pobladores de Tarapoto, aún conocida como la “ciudad de las palmeras”, por la gran profusión de esta planta eminentemente tropical, que hoy en día, casi no avistamos con facilidad; fueron gente muy sencilla, amigable y generosa. Llegar a Tarapoto, para residir en ella, suponía una experiencia agradable y placentera, considerando su belleza paisajística abundancia de frutas, permanentemente celebración de festividades patronales y un clima agradable a pesar de los excesos del verano.

La comunidad tarapotina, siempre tuvo los brazos abiertos para recibir a gente proveniente de otros lugares del país y también del extranjero, muchos de los cuales adquirieron sendas propiedades, construyeron sus viviendas y hasta instalaron negocios.

Apellidos extranjeros como; Bartra y Joseph, de origen judío, Leveau de Francia, los Zamora del Águila, y Reátegui de España entre otros, sus descendientes son ahora más nativos de la Región que el aguaje o la cocona.

Apenas recibido de profesional en Medicina Humana, nada menos que en la Universidad más antigua de las 3 Américas; la San Marcos de Lima, un joven médico puso sus ojos en la Bicentenaria, Ciudad de las Palmeras; Tarapoto. El Dr. José Pio Garagatti puso sus pies por primera vez en estas benditas tierras, un mes de marzo del año 1965, luego de un periplo por Iquitos, Requena, Yurimaguas, Caballococha y Tarapoto. .

Su presencia fue recibida con beneplácito y satisfacción por las no muy numerosas familias que habitaban el lugar, la ausencia de profesionales médicos provenientes del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Lima, eran enviados muy de cuando en cuando. Por aquellos lejanos tiempos no existían los “especialistas”, es decir médicos especializados en determinadas enfermedades, la medicina general trataba todo tipo de enfermedades. Hoy, prácticamente cada enfermedad o proceso para recuperar la salud tiene su médico especialista, el Dr. Garagatti es un excelente especialista clínico en enfermedades propias de la mujer.

Entre los años 70 al 80 inclusive, empezaron a llegar los médicos especialistas a la Región, como ocurrió con el Dr. Garagatti quien; mostrando su alto grado de especialización médica, muy moderna, efectiva y segura, impactó favorablemente en la opinión de las comunidades de Tarapoto, Morales, la Banda de Shilcayo, Juan Guerra, Rumisapa, Lamas, Cacatachi y otras más alejadas, aunque ello no fue inconveniente para que viniesen a Tarapoto, en donde funcionaba el consultorio del Dr. Garagatti a sólo una cuadra de la Plaza Mayor, en su centro Médico Virgen de Guadalupe.

Su importante presencia, se sumó a la de otros médicos de prestigio y renombre, también llegados de otras ciudades del país. Los aportes a la recuperación y conservación de la salud, brindados por el Dr. Garagatti a Tarapoto y otros pueblos de la Región, han quedado grabados en la memoria de los pueblos, de allí que su reciente retorno a Tarapoto ha sido recibido con agrado y satisfacción. Tenemos entendido que en estos días, está atendiendo en las instalaciones del Centro Medico Pablo Esteban ubicado en el Jr. Libertad #330 Barrio Huayco. Bienvenido Doctor José Pio Garagatti Arriola, sus amistades de ayer, le reiteran sus consideraciones y afectos.