La ciencia verdadera hacia el noveno congreso mundial


“Galileo Galilei dijo que una bala de cañón y una pluma alcanzarían el suelo a la vez si no hubiese la resistencia del aire. En esa época la demostración experimental era imposible. Hoy, cuatro siglos después se crearon las condiciones para la comprobación de su teoría.”

Así reza la presentación del asombroso video realizado por la BBC, en donde se aprecia la maravillosa belleza de la ciencia y de la sana experimentación científica cuando vemos un gigantesco túnel vertical en donde se hace vacío extrayendo totalmente el aire, para luego verificar la caída de varias plumas AL MISMO TIEMPO que una “pesada” bala de cañón, demostrando aquello que previó genialmente el gran sabio italiano.

Este experimento ya había sido realizado por un astronauta (David Scott del Apollo 15) comprobando la ley de caída libre en la superficie de la luna con un martillo y una pluma, donde efectivamente ambos objetos cayeron a la misma velocidad llegando al suelo simultáneamente.

Esta BELLEZA de la constatación de la realidad me recuerda inmediatamente aquella sabia frase de mi querido Maestro el Matemático V.S.A. José Miguel Esborronda Andrade “Lo que nosotros llamamos realidad en realidad es una parte de la realidad” y también le recuerda una pregunta científica que desde niño me hacía: “¿De qué está hecho el espacio vacío?”…

Hoy, la física responde con enigmáticas hipótesis, expresando que casi la totalidad del universo está hecho (si le quitamos la materia visible: galaxias, sistemas, etc.) de “MATERIA OSCURA y ENERGÍA OSCURA” (!!!) casi totalmente desconocidas en su naturaleza primordial.

Esto ya lo preveía sabiamente el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière (1956) uniendo matésicamente la Ciencia “Oficial” y “No oficial”:

“En resumen, partiendo de las ciencias físicas actuales, es necesario decir que en el Universo: la Sustancia plástica (la tierra) accesible a nuestras percepciones sensoriales, es infinitesimal (casi nula), en relacion al espacio viviente que la encierra.”

Así, el actualiza la categoría de VIVIENTE a aquello que los físicos de hoy comienzan a “escarbar” calificándolo de “materia oscura” y “energía oscura”.

Más aún, él continúa dando el toque de acabado magistral a este profundo misterio:

“La radioactividad ha demostrado que los cuerpos se transforman al mismo tiempo que se desintegran; por transformaciones sucesivas se llegaría al átomo último (el Eterón) y este puntículo de Eter facilita además el análisis según el cual la materia desaparece y aún llegaríamos al experimento en el que algunos átomos que permanecen al vacío en el tubo de Crooks dan origen a tres clases de rayos que son conocidos con el nombre de alpha, beta y gamma. En seguida están los rayos ultragamma que provienen de más allá de la Vía Láctea (generalmente se ha creído que vienen solamente del Sol), y para qué prolongar más el estudio si tendremos forzosamente de un momento a otro que decidirnos a reconocer una primera Vibración y bautizarla con el nombre que se quiera, si ello es para escapar al término DIOS… En todo caso, este Principio- Vida no puede ser desmentido, todo empieza por ahí, y ese origen común de todas las cosas en este mundo establece bien la Justicia perfecta que nos hace parte de un Gran Todo del cual debemos realizar la Idéntica Esencia, tanto en lo inherente a los principios orgánicos como en los inorgánicos (…)”

De ahí que la CIENCIA VERDADERA trasciende el dogmatismo ANTICIENTÍFICO (que niega todo “a priori”), valorando y complementándose con los aportes de las ciencias síntesis (consideradas como “no oficiales”), de la filosofía, del arte, etc. realizando la MATESIS (“síntesis viviente”: aporte del Dr. Raynaud de la Ferrière al proceso dialéctico tradicional):

“Una ciencia es incompleta cuando no se puede hablar de una Matesis que es la unión del plano Físico (Tesis), del punto de vista Metafísico (Antítesis) y del aspecto matemático EN SU VERDADERO SENTIDO (Síntesis). No estudiar más que una parte de este conjunto, es considerar el mundo a través del hombre, queriendo ignorar la naturaleza (…)

“El error consiste en concebir como irreal todo lo que la ciencia oficial no ha examinado todavía. Sin embargo. La lógica debiera hacernos vislumbrar todas esas posibilidades. Antes del descubrimiento de la energía atómica, ya que el átomo existía… Los ejemplos son así numerosos y ayudan a comprender que no hay que negar nada a priori (lo que es, por otra parte, anticientífico) puesto que será obligadamente necesario reconocerlo algunos años más tarde. Quedan de tal manera, numerosas experiencias desconocidas, teorías establecidas por historiadores incansables pero de lo que los cientistas no quieren reconocer la veracidad: doctos sabios, pagados de su personalidad, que no pueden admitir que otros conozcan lo que ellos ignoran.”

“Numerosos fenómenos han sido registrados desde hace mucho tiempo y la Ciencia actual comienza a interesarse hasta el punto que ciertas investigaciones sobre la metafísica son efectuadas por sabios, cuya seriedad no se pone en duda.”

De ahí que el Noveno Congreso Mundial de Juventudes Científicas organizado por la FISS (www.fissnet.org), es un paso más para reafirmar este NUEVO ESÍRITU CIENTÍFICO. Este magno evento será realizado del 15 al 19 de noviembre del 2018 en la UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE CHILE y contará con la presencia de grandes científicos de todo el mundo como la Dra. ANA MARÍA CETTO, quien es una referente mundial en física y en el compromiso social de la ciencia.