Fecha: 10 de julio, 2018 - 5:00 am

Extinción de especies en la tierra


¿Cuántas especies de seres vivos existen en la tierra? Entiéndase como especie a tipos de seres vivos con similares características fenotípicas y genotípicas. En taxonomía, especie (del latín species) es la unidad básica de la clasificación biológica. Se refiere a una concepción mental aplicada a un grupo de seres vivos. En 1735, el botánico sueco Carl Linnaeus publicó la primera versión de su Systema Naturae. Linnaeus se había propuesto clasificar a todos los seres vivos para facilitar su estudio. Para ello, propuso un sistema binominal, esto es, con dos nombres, el del género y el de la especie. Linnaeus nombró más de 7,000 especies durante su vida y su sistema fue adoptado como Systema Naturae rápidamente, y aún lo usamos. Por ejemplo, el ser humano es Homo sapiens. Eso sí, el científico creía que no había más de 10,000 especies de seres vivos en el mundo. Edward. O. Wilson, Editor Frances M. Peter, Associate Editor National Academy of Sciences Smithsonian Institution Washington, D.C. 1988, alcanza información más aproximada indicando que existen 8´750,000 (±1.3 millones), número de especies eucariotas (Hongos, animales y plantas) y procariotas (Bacterias) que existen en el planeta; de las cuales 2´200,000 son marinas. De la cantidad total estimada solo se han identificado el 14%, es decir 1´244,360. El 86% de las especies del planeta falta descubrir y describir, está como NN. El 91% de las especies marinas aún no se han descubierto. Hasta el momento se ha descrito las siguientes proporciones: Animales: 7,77 millones (12% descritas); Hongos: 611.000 (7% descritas); Plantas: 298.000 (70% descritas); Protozoos: 36.400 (22% descritas); Algas y mohos: 27.500 (50% descritas). Desde Linnaeus (1,735) llevamos 250 años tratando de contestar la pregunta de cuántas especies existen; y nuestra ignorancia era y es tal que pensábamos que la cifra podía estar entre 3 y 100 millones. En 250 años se han identificado 1´244,360 especies; ahora, identificar a los 8´750,000 de especies restantes llevaría a los científicos más de 1,700 años.

La extinción de especies en la tierra no se está dando desde hace algunos años. Sino, ocurre desde todos los tiempos, como a finales del Ordoviciano, hace 438 millones de años, que fue del 25% de las familias desaparecidas. Devoniano, hace 360 millones de años, que fue del 19% de las familias desaparecidas. Permiano, hace 245 millones de años, que fue del 54% de familias y 90% de especies desaparecidas. Triásico, hace 205 millones de años, que fue del 23% de las familias desaparecidas. Cretáceo, hace 65 millones de años, que del 70% de las especies desaparecidas. Una especie se considera en peligro de extinción, sea vegetal o animal, cuando todos los miembros con vida de dicha especie están en peligro de desaparecer. “En la versión 2009 de la Lista Roja de la UICN, se encuentran bajo la categoría «En Peligro» 2448 taxones de animales,​ y 2280 de plantas,​ a los que se acoplan los encuadrados bajo la categoría «En peligro crítico», los que comprenden 1665 taxones de animales, y 1575 de plantas. Las categorías “en peligro” y “en peligro crítico” contienen a todas las especies que han mostrado importantes fluctuaciones en su distribución geográfica, junto con una disminución o fragmentación de ella; una población de individuos maduros menor de los 250 o los 2500 ejemplares con una probabilidad de un 50 % o un 20 % de extinción en su forma silvestre, y una fuerte disminución en su población general en los últimos 10 años o tres generaciones, en orden del 70 % y el 80 %, respectivamente” (es.wikipedia.org).

Este proceso de extinción también es antrópico, por la participación humana. Se hizo en dos fases: FASE UNO, hace 100,000 años, cuando los primeros humanos modernos Homo sapiens comenzaron a dispersarse a diferentes partes del mundo desde el África. FASE DOS, hace 10,000 años, cuando los hombres empezaron hacer agricultura. El ritmo de extinción de especies se ha acelerado de manera masiva, debido a las concesiones forestales.

La extinción y la especiación son dos procesos naturales complementarios que ocurren simultáneamente desde que la vida hizo su aparición en la tierra. Mientras por un lado las especies se extinguen, por otra parte van apareciendo otras, aunque al parecer en evidente desproporción, porque los seres vivos no podrían desarrollarse en condiciones abióticas y climáticas adversas en extremo. El 50% de la biodiversidad mundial está alojada en tan solo el 7% de la superficie de la tierra que constituyen los bosques tropicales. Solo el 8% de estos bosques está protegido. La franja tropical, alrededor de la línea ecuatorial, es el medio ecológico que tiene más diversidad y abundancia de especies. Si las actividades antrópicas continúan con las limitadas formas de manejo de los remanentes ecosistemas existentes, no solamente se presentarán masivas extinciones de especies, sino que las condiciones de vida humana también serán las más inadecuadas que de hecho limitarán su población.