Ecos de Rusia 2018: Seguimos soñando


Primero: El fútbol y la política son temas que me apasionan. Ambos son indesligables y vinculantes entre sí. Hoy seguiremos con el fútbol, más aún porque seguimos en el mundial y la selección peruana, aunque perdió, hizo un buen partido. Es necesario reconocerlo Pero no nos olvidaremos de los Donayre, Tubino, Mulder, Galarreta, Becerril, Alcorta, entre otros impresentables.

Segundo: Sergio “El Checho” Ibarra, como comentarista de Frecuencia Latina, le da humor a los comentarios deportivos. Por ejemplo, durante el partido Islandia-Argentina, recordando que Islandia tiene poquísimos habitantes, dijo que todos ellos se encontraban en el estadio y solo uno de ellos no acudió al mundial porque se quedó cuidando el país.

Tercero: Todos los equipos que están participando muestran un buen nivel futbolístico. Si algunos están perdiendo no significa que sean malos, sino que el fútbol es imprevisible muchas veces, como el triunfo de México ante Alemania, que nos emocionó a todos ganando con clase y convenciendo, y los empates de Brasil-Suiza y Argentina-Islandia. ¿Se avizora un nuevo orden futbolístico mundial? Soy el primero en decirlo, y lo hago gratis.

Cuarto: Diego Armando Maradona, comentando sobre el empate de Argentina e Islandia, dijo que si la selección gaucha no clasificaba, Sampaoli, no debería regresar a la Argentina. Cosas del fútbol: los entrenadores terminan pagando los platos rotos.

Quinto: Admirable la participación de la hinchada peruana que viajó a Rusia. Un argentino dijo que en el avión Jumbo que partió de Buenos Aires a Moscú, de los cuatrocientos pasajeros el 80 por ciento eran peruanos. Es pues, un momento para soñar. Emocionaba ver por la televisión a la hinchada peruana en los diferentes lugares donde jugó Perú. Seríamos un país realmente grande si no tuviéramos a sinvergüenzas de políticos y a pichihuichis de congresistas; con las excepciones por supuesto. ¿Debería cerrarse el Congreso? Enrique Bernales Ballesteros dice que no; en verdad este personaje se ha convertido en un intelectual decadente.

Sexto: La emoción del mundial de Rusia 2018 me hace recordar esas tardes de gloria cuando en Chazuta se enfrentaban el Cultural Progreso y el Sargento Lores. En el primero destacaban Abelardo Mori, Darmon Yaicurima y Andrés Ishuiza y, en el segundo, Washington Freitas, Miguel “Chichirra” Mori, Francisco “Panchito” Villanueva y, sobre todo, Rodolfo Reátegui Villanueva, de quien dije que en su época fue el mejor arquero del mundo, y no exagero.

Séptimo: No hay deporte más inclusivo y democrático que el fútbol. Cuando llega el triunfo se abrazan y hermanan pobres y ricos, pero esta emoción no deja de ser pasajera y después volvemos a nuestra realidad de que, por ejemplo, los gobiernos solo gobiernan para los grupos de poder, y lo demás es cuento chino. Cuando despertemos y comprendamos que nuestros congresistas son parte importante de este juego protervo y perverso, mejoraremos como ciudadanos y como país.