El arte de sentirse bien (2)


Comentábamos el pensamiento del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière según el cual el arte de sentirse bien necesita ser abordado –como todos los ‘problemas de la vida’– tomando en cuenta los tres planos de manifestación universal: espiritual- psíquico y físico (Conciencia Superior- Mente y emociones- cuerpo físico) o también aplicando el esquema: Espíritu + cuerpo + medio ambiente= USTED, enseñado por este sabio.

Decíamos también que este TRABAJO necesita comenzar “de arriba hacia abajo” o de lo “profundo hacia lo exterior” (de las necesidades Espirituales hacia las necesidades físicas) entendiendo por esto iniciar por la toma de Conciencia Superior sobre nuestra situación en el universo y las causas primordiales de los males que nos aquejan, para luego (o al mismo tiempo) trabajar los problemas corporales. Todo ello también para evitar que el arte de sentirse bien quede –al comenzar en lo físico y permanecer allí- como un simple recetario de los ‘tips’ que tanto abundan hoy.

Como bien expresa este notable autor:
“Cuando un edificio se agrieta no es buen negocio disfrazar las hendiduras y grietas volviendo a echarles yeso y pintándolas. Lo que es necesario es revisar la construcción y verificar la solidez de las piedras angulares y reemplazarlas si hay lugar a ello. Solidificada nuevamente sobre bases fuertes, siempre habrá tiempo después para perfeccionar el exterior y ocuparse de la estética en general.”

Esa ‘CUESTIÓN ESPIRITUAL’ sin solucionar (CAUSA primordial de nuestros malestares emocionales, mentales y físicos) puede resumirse en la FALTA DE COMPRENSIÓN y la NO REALIZACIÓN de nuestra VERDADERA MISIÓN sobre esta tierra, misión que está más allá de los diversos papeles de funciones biológicas y sociales que asumimos AUTOMÁTICAMENTE en la vida y que no alimentan realmente a nuestro SER al que tenemos tan relegado e ignorado y que sin embargo ‘nos anhela celosamente’ (Santiago 4:5) siendo al que más debemos atender.

Pero, ¿Qué malestares primigenios se manifiestan ante esta falta de atención hacia nuestro Espíritu?
Podemos enumerar algunos como: hastío ante la rutina de todos los días, aburrimiento existencial, sensación de vacío y falta de estabilidad o de horizonte en la vida, fastidio, depresión, ansiedad, terror al futuro, pánico, neurosis, histeria, compulsiones y demás emociones negativas que van minando poco a poco nuestra salud integral conduciéndonos al descontrol de nuestros hábitos o –peor aún- a adquirir malos hábitos y por ende caer en penosas enfermedades.

Frente a esta triste situación: ¿Cuáles son los remedios artificiales o escapes inconscientes que nos ofrece el sistema de vida predominante y sus condiciones antinaturales de existencia?
Respuesta: Los distractores sociales como: fiestas de todo tipo (patronales, deportivas, familiares, etc.) las discotecas, bares, clubes, viajes de esparcimiento, adicción a las redes sociales, pasar el tiempo viendo televisión, etc. También peores como las drogas, las adicciones a juegos de azar, juegos de video, y todo tipo de aventuras arriesgadas como los patológicos “retos” en los que los adolescentes arriesgan sus vidas mostrándose en las redes sociales de internet con ‘juegos de ahogamiento’, ‘reto de la ballena” dibujando este cetáceo en sus antebrazos con navajas (!!) y últimamente el ‘desafío de inhalar condones’ (!!). Otro tipo de distractores o medios de escape de la energía espiritual mal acumulada son los fanatismos de toda índole como por ejemplo las extraversiones y catarsis tan conocidas de los grupos religiosos (cristianos, orientales, etc.) en la que se ve manifestaciones fanáticas de histeria colectiva en grupos cristianos u orientalistas. Y así buscamos ‘matar el tiempo’ para olvidar la gran RESPONSABILIDAD de nuestra realización espiritual.

Ahora ¿Cómo atender cabalmente a nuestro SER espiritual para sentirnos integralmente bien?
Entre las varias actividades, destaca el NATURISMO DEL PENSAMIENTO consistente en:
“…la enseñanza no-dogmática, la educación exenta de intereses creados y de fanatismo, la no-creencia en un dogma sin comprensión, la no-práctica del ritual sin conocimiento, la sana aspiración a un libre estudio esotérico-natural que conduzca a una Realización perfecta de la Individualidad verdadera puesta al servicio de la colectividad.”

Asimismo las reglas de vida conocidas en el sistema Yoga como NIYAMA: “El Niyama consiste aún en otras abstinencias, además de las anteriores REGLAS ELEMENTALES DE LA VIDA: la purificación no es completa si es limitada únicamente a una sana nutrición; así como el cuerpo no está hecho para recibir alimentación de necrófago, el espíritu, por su parte, igualmente debe ser dueño de sus hábitos (dominar sus malas costumbres). Aunque la manera de pensar no es cosa fácil de controlar, no se puede llegar a una supremacía espiritual sin la capacidad de pensar correctamente. Sería necesario largo tiempo para analizar lo que se puede llamar “pensar correctamente”, pues es natural que no es cuestión de aprobar automáticamente los géneros de pensamiento reconocidos habitualmente como buenos.”

“Esta regla (niyama) consiste en el estudio de la ciencia, de la pureza, de la austeridad, del esmero hacia la perfección.”

Todo ello es ofrecido como parte de un sistema de sabiduría de vida legado al Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares en lo que es conocido como el SENDERO del SABER (Jñana, Yachay, Conciencia de Vida) en beneficio de la humanidad a través de las Fundaciones creadas por El como la MAGNA FRATERNITAS UNIVERSALIS (www.magnanet.org) concebida como una “Universidad de tipo Universal en donde se puede aprender la Ciencia del Vivir”, con sus CASAS de la CULTURA, LICEOS de SÍNTESIS, CENTROS DE ESTUDIOS GENERALES y demás organismos de RE-EDUCACIÓN para conquistar la estabilidad verdadera.